27.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.25%

¿Adiós al portero eléctrico de tu edificio?: esta "proptech" argentina quiere transformar el ingreso a los edificios

¿Adiós al portero eléctrico de tu edificio?: esta "proptech" argentina quiere transformar el ingreso a los edificios
Una cámara con pantalla táctil atiende desde el celular el timbre con una videoconferencia y dispone la apertura de la puerta principal del edificio.
Por Cesar Dergarabedian
28.10.2021 09.42hs Tecnología

Hipcam es una "proptech" argentina enfocada en la digitalización de los accesos a edificios residenciales y corporativos para que las personas y los consorcios administren la seguridad, sin necesidad de un portero eléctrico convencional, llaves o guardias de seguridad, sino a través de tecnología.

La compañía lanzó el Video DoorBell Concierge, una cámara con pantalla táctil que atiende desde el celular el timbre con una videoconferencia y la apertura de la puerta principal del edificio. También permite el ingreso con reconocimiento facial y compartir llaves digitales temporales para las visitas o personal de trabajo.

En la siguiente entrevista de iProfesional, Esteban Zecler, director general ejecutivo de Hipcam, explica este lanzamiento que aplica la Internet de las cosas (IoT, sigla en inglés) en un edificio.

-¿Cómo fue el proceso de génesis y desarrollo de la aplicación de IoT para edificios?

-La compañía nace en 2019 a partir de la visión de su presidente y fundador Jonathan Lemcovich, quien además de ser un emprendedor, es presidente de la Sociedad Hebraica Argentina y referente comunitario a través de diversos proyectos sociales.

Durante 2021 me sumé a Hipcam -luego de haber vendido mi compañía a una empresa noruega- para asumir el rol de CEO y liderar nuestra expansión en América latina con el objetivo de revolucionar los accesos y democratizar la seguridad residencial y corporativa con un modelo de negocio innovador.

Inicialmente se pensó en un ecosistema de cámaras y sensores orientadas a las casas (viviendas unifamiliares) que permitieran a las personas no solo ver quién llama a su puerta, sino también de comunicarse con una videollamada con la visita, aun estando lejos, gracias a nuestra pantalla "touch screen" integrada a la cámara. Un diferencial único en el mercado que habilita que no sólo veas lo que sucede sino que puedan verte e interactuar.

En esos primeros pasos advertimos que el mercado de cámaras y "doorbells" estaba muy orientado a las casas unifamiliares con jugadores de peso global como Google y Amazon. Ahí es donde vimos una oportunidad única en un nicho desatendido por el mercado proptech: los edificios multifamiliares y corporativos, que aún no habían evolucionado en la digitalización de los accesos, ni de la seguridad, donde en paralelo se gestaba un crecimiento exponencial de la adopción del "ecommerce", con nuevas necesidades de atender la puerta del hogar, incluso cuando no estás.

Apalancado en nuestro diferencial único, decidimos orientar todo nuestro desarrollo hacia ese nicho que dio como resultado el lanzamiento del Video DoorBell Concierge en la Argentina, con el objetivo de que cada usuario (personas y consorcios) puedan administrar la seguridad y los accesos del edificio y el hogar en el momento que lo necesiten y desde donde se encuentren.

-¿Es para todo tipo de edificios, de viviendas y de oficinas? ¿También se puede utilizar en casas o barrios cerrados?

-El Video DoorBell Concierge reemplaza al antiguo portero eléctrico y a las llaves físicas de acceso al edificio, con un único dispositivo que reúne las características de un "intercom", una cámara de seguridad, una sirena, un control de accesos con apertura de puerta y un botón de pánico.

Al ser un dispositivo inalámbrico sólo necesita de una fuente de alimentación y conexión a internet para comenzar a gestionar y atender la puerta del edificio, tanto residencial como corporativo.

De la misma manera resulta aplicable a un barrio cerrado donde se puede conectar a la seguridad del barrio con cada uno de los residentes y gestionar los accesos de visitas y residentes.

Tengamos en cuenta que no sólo brindamos un producto, si no un ecosistema de soluciones IoT cámaras, sensores y "doorbells" (VDC) con inteligencia artificial (IA) gestionados mediante la aplicación Hipcam, para eliminar las fricciones de los accesos residenciales y corporativos, permitiendo tanto al residente como el consorcio administrar su seguridad, controlar los accesos propios y de terceros, brindar llaves digitales, entre otras funciones.

Con respecto al segmento casas tenemos productos enfocados a dicho mercado, el cual podemos denominarlo consumidor final, los cuales estaremos comercializando más adelante dado que, ahora, estamos enfocados en potenciar el trabajo de los desarrolladores de edificios, administradores de consorcios y empresas de seguridad a través de la tecnología y la IA, en pos de brindar un entorno seguro y confiable para alcanzar comunidades más conectadas.

-¿Cómo se encuentra la digitalización de la seguridad de los edificios y las viviendas en la Argentina?

-Actualmente en la Argentina no existen soluciones que digitalicen los accesos residenciales, y solo hay algunas soluciones, de alto costo, para el segmento corporativo. El Video DoorBell Concierge permite a los residentes ingresar al edificio con reconocimiento facial, atender la puerta desde donde estén con una videollamada y abrirla desde el celular.

Esto representa la revolución en cuanto a seguridad dado que permitimos la digitalización de algo que hasta el momento sigue manteniéndose con los sistemas básicos de llaves físicas y con un sistema de conexión entre la puerta y los departamentos que requieren instalaciones especiales para poder abrirla.

Tengamos en consideración que sólo en la ciudad de Buenos Aires hay más de 273.000 edificios y menos de 100 profesionales capacitados con el expertise para reparar los porteros eléctricos tradicionales, además de los altos costos que conlleva un guardia de seguridad físico para el edificio o los tótems de seguridad, quienes en ocasiones no logran una rápida respuesta frente a situaciones de emergencias inmediatas como lo lograría un vecino/residente del edificio.

Estos factores, sumado al aumento exponencial de los servicios de administración de consorcio (costos de seguridad física, llaves magnéticas, logística, papel, entre otros)-; nos hacen pensar que la digitalización de estos resulta un desafío impostergable.

Creemos firmemente en el concepto del vecino como "first responder", quien es el primero que te va a ayudar ante una situación de emergencia de seguridad, médica o incendio antes de que logre llegar a tiempo la policía o cualquier servicio de asistencia, por eso contamos 3 diferentes alertas de seguridad con PUSH de notificación para cada que cada vecino esté atento por cualquier contingencia.

Adicionalmente integramos el sistema de alerta de vecinos con empresas de monitoreo profesional para su amplificación, y que no solo se obtenga respuesta del vecino sino también de las fuerzas de seguridad o emergencia médicas.

EL VDC se trata de un dispositivo que pone la tecnología en pos de brindar soluciones a problemas diarios y así ayudar a mejorar la vida de las comunidades. La digitalización llegó a los celulares, a la TV, a los bancos y al hogar, pero todavía no había llegado a los edificios.

-¿A cuánto asciende hoy la inversión mínima que se debe desembolsar en productos y servicios tecnológicos basados en IoT para la seguridad del hogar?

-El Video DoorBell Concierge (VDC) es un dispositivo touch screen con visión nocturna y ángulo 160 de fácil instalación y 100% inalámbrico, la cual combina en un solo equipo un portero electrónico, una cámara de seguridad, una sirena, un control de acceso para residentes y visitas más un botón de pánico activado por voz y alerta vecinal.

Como he comentado, al ser un dispositivo inalámbrico no requiere cableado desde la puerta al resto del edificio, dado que su instalación sólo requiere de una fuente 12V y conexión a internet para comenzar a gestionar y atender la puerta del edificio, lo que no solo representa una reducción de costos significativa para el desarrollador de hasta un 90% frente a una instalación de portero eléctrico tradicional, sino que además ayuda a reducir el impacto de la huella de carbono (materia prima, cables, plásticos, etc.). 

Por otro lado, las nuevas tecnologías permiten reducir cerca del 70% del gasto vinculado a la seguridad, que para muchos consorcios es imposible de pagar. Hoy, un guardia de seguridad física para el edificio cuesta alrededor de 450 pesos la hora.

En algunos casos esa opción se encuentra reemplazada por los mencionados Tótems de seguridad, donde su costo se encuentra desde los 55.000 pesos, monto que se acredita en las expensas del edificio.

En nuestro caso, si bien la instalación y el costo dependerá de las condiciones edilicias propias de cada consorcio y de los adicionales que se decidan incluir, el servicio se puede obtener desde los 500 pesos mensuales por departamento, brindando diferentes soluciones de alerta vecinal, seguridad 24/7, gestión de llaves digitales, control de accesos, atender la puerta con videollamada, registro de eventos entre muchas otras funciones. Por otro lado, el costo mensual del servicio de Hipcam varía de acuerdo con la cantidad de módulos contratados y a la topología del edificio.

En todos los casos incluye usuarios ilimitados, video llamada con apertura de puerta a distancia, monitoreo de empresas de seguridad 24/7 (opcional), llaves QR digitales ilimitadas con franja horaria para residentes y terceros, servicio técnico, acceso al vivo de la cámaras las 24 horas, historial de eventos durante 60 días, red de vecinos en alerta con botón de pánico más notificaciones de emergencias; y conexión a Internet.

Seguridad tecnológica en edificios

-¿Cómo es el modelo de negocio de Hipcam?

-El modelo de negocio se basa en seguridad, tecnología e inteligencia artificial aplicadas a un servicio de suscripción mensual (...) Nuestra solución evita los gastos relacionados a la gestión y entrega de llaves/tarjetas de acceso para residentes o empleados: cada usuario, desde la aplicación Hipcam, con solo registrar su cara y un código de 4 dígitos ya tiene permitido el acceso al edificio. Esto reduce significativamente los costos de mantenimiento y creación de llaves magnéticas o tarjetas de acceso convencionales.

Este punto es clave para los administradores dado que les permite obtener una mayor trazabilidad de datos, control y gestión de acceso de residentes, personal de trabajo y gremios todo desde la aplicación, permitiendo optimizar los tiempos y organizar al personal que deba ser atendido fuera del horario laboral.

-¿Qué medidas toman para resguardar la privacidad del usuario de Hipcam?

-Uno de los pilares claves para Hipcam es la privacidad de sus usuarios. Hoy, las personas consideran esos principios como un elemento decisor a la hora de consumir o adquirir soluciones, aplicaciones y dispositivos.

En esta línea, desde Hipcam trabajamos constantemente para brindar excelencia en el tiempo de respuesta y la calidad del audio y video de sus dispositivos, enfocado en la seguridad de los datos y el resguardo de la privacidad de nuestros usuarios.

Desarrollamos productos de inteligencia artificial bajo el paradigma de "edge computing". Este paradigma consiste en llevar el cómputo y el procesamiento de los datos al origen de estos (las cámaras de Hipcam, por ejemplo), en contraposición al cómputo en la nube o en servidores, para lo cual se requiere la transmisión de datos.

En el contexto de productos de inteligencia artificial, que requieren consumir información sensible de los usuarios como el streaming de audio y video, el edge computing es una solución idónea para evitar filtraciones y la recolección de datos personales de los usuarios que podrían vulnerar su privacidad.

El desafío que tiene la industria es desarrollar modelos de inteligencia artificial suficientemente rápidos y chicos como para embeberlos en los dispositivos, desafío en el cual estamos trabajando día a día.