Más artículos

Inteligencia artificial: aseguran que la Argentina es "un país muy competitivo" pese a su economía

Inteligencia artificial: aseguran que la Argentina es "un país muy competitivo" pese a su economía
Sus recursos profesionales facilitan la adopción de la IA y potenciar el desarrollo de negocios, a pesar de sus barreras coyunturales
Por Cesar Dergarabedian
23.09.2020 10.34hs Tecnología

De acuerdo con la última versión del estudio TechVision de Accenture, para la cual se entrevistó a más de 6 mil ejecutivos de diferentes industrias, entre ellos 638 latinoamericanos, sólo el 61% de las compañías regionales han adoptado la inteligencia artificial (IA). Se trata de un número menor al promedio mundial, que llega al 73%.

Entre los países del continente, Perú es el que más se destaca, ya que el 77% de sus ejecutivos respondieron que realizaron un piloto o adoptando IA en una o más unidades de negocios. Mientras que en la Argentina, Chile y Colombia el nivel de adopción es 58%, 57% y 58%, respectivamente.

Además, no sólo en la región, sino que también en el mundo, las empresas están muy atrasadas en la preparación de la fuerza laboral para trabajar con las nuevas tecnologías.

¿Están las empresas argentinas preparadas para la inteligencia artificial (IA)? ¿Cómo es su nivel de adopción en las compañías locales en comparación con otros países de América latina y el resto del mundo? Estas y otras preguntas fueron respondidas por Sergio Mastrogiovanni, jefe de Datos e Innovación en la empresa Nubiral.

Se trata de una compañía boutique de tecnología con alcance global, especializada en innovación y transformación digital empresarial con enfoque en herramientas personalizadas y servicios profesionales.

El ritmo del cambio tecnológico está dejando obsoletas muchas actividades laborales y las habilidades que requieren.
El ritmo del cambio tecnológico está dejando obsoletas muchas actividades laborales y las habilidades que requieren.

-¿Están las empresas argentinas preparadas para la inteligencia artificial?

-En los últimos años, la Argentina se convirtió en uno de los polos tecnológicos más interesantes de la región por su competitividad, la calidad de sus profesionales y su cercanía horaria con Estados Unidos.

El último año se vio un crecimiento exponencial de empresas invirtiendo en estrategias de transformación digital en general, e inteligencia artificial en particular. La pandemia acelero la adopción y la necesidad de tener procesos óptimos e inteligentes y, justificó las inversiones necesarias para ejecutar estas estrategias.

A pesar de este crecimiento, la mayor oportunidad que tienen hoy las empresas es la de automatizar la gran cantidad de procesos manuales, y optimizar su data como paso previo a la implementación de inteligencia artificial.

Por ejemplo, para dimensionar y comprobar que las empresas están entendiendo que la transformación digital es un proceso indispensable, en Nubiral aumentaron las consultas respecto a los servicios de Big Data & Analytics y Cloud un 67% en el segundo trimestre de este año en comparación con todo el 2019.

Inteligencia artificial: implementación aún en fase inicial en la región

-¿Cómo evalúa el nivel de adopción de la inteligencia artificial en las empresas argentinas en comparación con otros países de América latina y el resto del mundo?

-Países como China, Estados Unidos y los países de la Unión Europea están al frente de la investigación y la adopción de inteligencia artificial, liderado por el sector privado, que considera a la IA una tecnología fundamental para el desarrollo de sus negocios.

En Latinoamérica, su implementación aún se encuentra en fase inicial, y si bien el crecimiento es significativo, todavía queda mucho por recorrer. Las empresas argentinas, independientemente de su tamaño, aprendieron a ser flexibles y adaptarse a las necesidades del mercado debido a las crisis que les tocó vivir.

Grandes empresas instalaron centros de investigación en Argentina, lo que facilitó la adopción y creación de ecosistemas innovadores. A pesar de contar con instituciones gubernamentales deficientes y acceso limitado al capital para las empresas, Argentina sigue siendo un país muy competitivo con buenos recursos profesionales que facilitan la adopción de la inteligencia artificial y potenciando el desarrollo de negocios, a pesar de sus barreras coyunturales, y liderando el desarrollo de la región.

-¿Cómo se encuentran las empresas argentinas en la preparación de la fuerza laboral para trabajar con tecnologías como la inteligencia artificial?

-El ritmo del cambio tecnológico está dejando obsoletas muchas actividades laborales y las habilidades que requieren. De acuerdo al reporte Global Skills Index (GSI) de Coursera, Argentina lidera la región en las habilidades técnicas y educación en lo que respecta a tecnologías emergentes y data science.

Sin embargo, las empresas siguen teniendo un gap entre los skills de su fuerza laboral y los que necesitan para desarrollar una estrategia y ejecución de inteligencia artificial y son factores a fortalecer.

En este sentido, la capacitación de todos los empleados es fundamental, pero hay que adaptarla al contexto actual y a las necesidades propias. Cada compañía tiene desafíos diferentes, no hay fórmulas universales. Por eso son muy importantes los programas personalizados.

La inteligencia artificial ayuda a las empresas a mejorar su eficiencia a través de una operación integrada.
La inteligencia artificial ayuda a las empresas a mejorar su eficiencia a través de una operación integrada.

-¿Cómo la inteligencia artificial puede robustecer la competitividad de las empresas argentinas ante sus pares del resto del mundo?

-La inteligencia artificial ayuda a las empresas a mejorar su eficiencia a través de una operación integrada, confiable, automatizada y predecible. Las tecnologías en general son herramientas terriblemente democratizadoras que pueden ser accedidas tanto por multinacionales con mucho presupuesto como por pymes, y Argentina tiene una gran oportunidad acá: posee los recursos humanos y tecnológicos y un costo realmente competitivo para la región y el mundo.

-¿Cómo la inteligencia artificial permite construir la capacidad de las empresas para responder a la demanda de productividad que se enfrenta por causa de la pandemia del coronavirus?

-La inteligencia artificial permite acortar los ciclos y agilizar los plazos. Hoy las empresas pueden apoyarse en esta tecnología para automatizar procesos, tener una operación predecible y mejorar el customer service a través de herramientas como por ejemplo chatbots.

Además, en el caso particular de las herramientas de colaboración en línea y los lugares de trabajo digitales, proporcionan un aumento del 20-30% en la productividad de la organización y proporcionan ventajas considerables a la hora reducir costos.

-En pocos años, la fuerza laboral estará compuesta por máquinas y personas, y éstas últimas deberán contar con nuevas habilidades, de carácter puramente humano. ¿Las empresas argentinas son conscientes de esto?

-La pandemia generó un gran avance al ayudar a las empresas a aceptar la coyuntura. Comprender que se produjo un quiebre es el primer paso para avanzar, crecer y potenciar cada negocio.

En ese sentido, invertir en soluciones tecnológicas y capacitaciones para los empleados es fundamental. Es importante ampliar los conocimientos en materia digital en todos los niveles de la organización.

Se necesitan líderes para guiar este proceso: los CEO deben generar equipos modernos con una cultura joven que puedan responder a la contingencia. Se requiere que haya trabajadores conectados, que no le teman al mundo online, que estén bien predispuestos y que acepten nuevos desafíos.