Un empresario pidió ayuda estatal por la pandemia y gastó todo en autos de lujo y viajes

Un empresario pidió ayuda estatal por la pandemia y gastó todo en autos de lujo y viajes
Con el dinero de los préstamos blandos del gobierno, un hombre de California adquirió una Ferrari, un Lamborghini y un Bentley. También se tomó vacaciones
Por iProfesional
12.05.2021 10.21hs Recreo

La pandemia de coronavirus fue letal para la economía en todo el mundo. La necesidad de establecer cuarentenas para frenar los contagios hizo que muchos comercios cerrarán o quedarn al borde de la quiebra. Para paliar la situación los gobiernos dieron ayudas económicas especiales y créditos blandos para que los emprendedores pudieran salir adelante, aunque no todos usaron esos fondos para los fines para que les fueron otorgados.

Uno de los que abusó de la colaboración estatatal fue Mustafa Qadiri, de 38 años, un vecino del sur de California que le pidió al Estado préstamos por 5 millones de dólares, en nombre de cuatro empresas que, según aseguró, habían sufrido los estragos del coronavirus y sin ese dinero irían a la quiebra y sus empleados quedarían sin trabajo. Por supuesto, recibió los fondos, pero les dio un destino muy distinto para el que se los habina dado.

fff
Los desmanejos fueron detectados por autoridades de EE.UU. que elevaron su caso a la Justicia

Compró una Ferrari, un Lamborghini y un Bentley, los autos de alta gama más cotizados del mundo, y además se tomó unas lujosas vacaciones. Sus desmanejos fueron detectados por las autoridades fiscales de Estados Undios que elevaron su caso a la Justicia. La semana pasada fue acusado bajo sospecha de conspirar para defraudar al Programa de Protección de Cheques de Pago, que se implementó para ayudar a las pequeñas empresas por la crisis que causó la pandemia.

Empresas falsas y otra identidad

Qadiri se declaró inocente de los múltiples cargos que incluyen fraudes bancario y electrónico, robo de identidad agravado y lavado de dinero, según la Oficina del Fiscal de los EE.UU. No obstante, los fiscales a cargo de la investigación presentó pruebas de las solicitudes fraudulentas de préstamos a tres bancos en nombre de cuatro empresas que en realidad no existían. Los trámites incluían registros bancarios alterados, declaraciones de impuestos falsas e información fraguada sobre los empleados.

ca
Según la investigación, pagó viajes, autos deportivos y gastos personales con los préstamos

También se constató que Qadiri usó el nombre, el número de seguro social y la firma de otra persona para solicitar de manera fraudulenta uno de los préstamos. En total, obtuvo 5 millones de dólares en préstamos con los que, según la exhaustiva investigación llevada a cabo por las autoridades fiscales, pagó viajes, autos deportivos y gastos personales. Los agentes federales que actuaron en el operativo incautaron la Ferrari, el Bentley y el Lamborghini. También, aproximadamente u$s2 millones de sus cuentas bancarias.

Temas relacionados
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído