Más artículos

Felipe Solá: "Estamos en un mundo de mierda, esto no es 2003-2008"

Felipe Solá: "Estamos en un mundo de mierda, esto no es 2003-2008"
"Ya no estamos en un mundo que nos va a demandar y comprar. Es un mundo más difícil más allá de que hay un aumento de los commodities", dijo el canciller
Por iProfesional
23.09.2020 15.01hs Política

El ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, rompió el silencio luego del discurso del presidente Alberto Fernández ante su primera asamblea anual de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Luego de la negativa de organismos multilaterales de créditos a girar más dólares para que la Argentina logre estabilidad macroeconómica y reactivación, el canciller remarcó que el país ya salió una vez, en el 2002, de la crisis "pero ahora los trimestres muestran que todos los países del mundo andan igual o peor. Es decir, ya no estamos en un mundo que nos va a demandar y comprar. Es un mundo más difícil más allá de que hay un aumento de los commodities. No es 2003-2008".

Solá destaca que el país está en una situación más complicada que en el 2002 porque el mundo también está mal
Solá destaca que el país está en una situación más complicada que en el 2002 porque el mundo también está mal

Cooperación

"La palabra cooperación (que mencionó Alberto Fernández en el discurso ante la ONU) está mucho más ligada a organismos multilaterales y la Unión Europea que a Estados Unidos. No porque no haya cooperación de Estados Unidos sino porque hay una vocación de hablar de cooperación en estos meses de pandemia que llevamos mucho más fuerte en los organismo y en la Unión Europea con América latina.

En ese sentido, explicó: "En todas las conversaciones aparece la Unión Europea con la idea de cooperar porque tiene un especial interés en la relación con Amérca latina. Los Estados Unidos tienen una posición que no se ha modificado, aún con las elecciones, que es el desprecio por el multilateralismo. Salvo China que quiere imponer sus condiciones a cada rato, casi ningún otro país del mundo se niega a terminar con el multilateralismo. Brasil tiene una actitud dura con el multilateralismo pero en Europa, Asia y África quieren reforzarlo".

Consultado en C5N por la situación de los países de la región y si gana Estados Unidos en esta división, dijo: "No soy ingenuo pero tampoco tan conspirativo. La debilidad de las democracias se debe más que nada al enfrentamiento fenomenal entre una parte y otra del pueblo.

"Creo que hay una derechización de las elites y miedo a un mundo, que puede ser que venga, en el que no sabemos cómo van a hacer nuestros hijos para vivir y con una diferencia bestial. Un mundo de mierda y de muros si no cambia", agregó.

"La clase media se ha derechizado en América latina y también en la Argentina", advirtió.

El mundo cambió

"Lo que me pregunto como canciller y como miembro de este gobierno, porque además tengo dentro de mis funciones aumentar las exportaciones del país, concretamente, es: ¿hasta dónde está dispuesto todo el mundo a poner el hombro? Argentina ya salió una vez, en el 2002, pero ahora los trimestres muestran que todos los países del mundo andan igual o peor. Es decir, ya no estamos en un mundo que nos va a demandar y comprar. Es un mundo más difícil más allá de que hay un aumento de los commodities. No es 2003-2008", enfatizó.

El canciller se mostró preocupado por el nivel de las exportaciones que el país puede llegar a lograr
El canciller se mostró preocupado por el nivel de las exportaciones que el país puede llegar a lograr

Además, remarcó que "hay cifras del 2004 y 2005 que eran fotografías malas pero había una enorme esperanza en el futuro".

"Hoy, el principal problema que tenemos es la grieta y la negación tremenda (de donde venimos) que causa la pandemia", cerró.

Recordemos que la Casa Rosada esperaba contar una parte de lo que restaba del préstamos del FMI -recordemos que de los u$s57.000 millones, se desembolsaron u$s44.000- o los derechos especiales de giro al 0% y nada de eso ocurrió.

Temas relacionados