Un millón de personas deja su plata en el fondo común de Mercado Libre: en qué invierte y cuánto se gana Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

La fisura en Cambiemos por el aborto pone una nota de duda sobre la capacidad de Macri de sostener la unidad del frente

La fisura en Cambiemos por el aborto pone una nota de duda sobre la capacidad de Macri de sostener la unidad del frente
El contrapunto entre el macrismo y sus socios del radicalismo parecen atentar contra la intención del Presidente de liderar un frente opositor homogéneo
21.11.2019 15.00hs Política

Los últimos días de gobierno encuentran al presidente Mauricio Macri envuelto en un frente de tormenta interno con sus socios políticos de la UCR debido a la polémica generada por la actualización del protocolo de aborto no punible y su rápida revocación, ante la presión de sectores de su partido, el PRO.

Un conflicto inesperado para el jefe de Estado quien pensaba llegar al traspaso de mando con tranquilidad, una vez superada la tormenta generada por el aumento del dólar tras las PASO. Incluso, con la convocatoria al acto de "despedida" que se realizará el 7 de diciembre en Plaza de Mayo, Macri deseaba una fiesta que le permitiera dejar en claro su liderazgo de un frente opositor sólido y consolidado en el que sueña que se convierta Juntos por el Cambio.

Sin embargo, el foco de tensión surgido por la actualización del protocolo del aborto no punible se sintió como un cimbronazo en el seno de la coalición a pocos días de dejar de ser oficialismo, ya que referentes del PRO y de la UCR mostraron posturas diametralmente opuestas.

Tras los fuertes cuestionamientos de algunos sectores del macrismo, el radicalismo salió rápidamente a respaldar al secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, quien continuará en su cargo a pesar de los rumores que indicaban su salida del Gobierno.

Lo concreto es que el Gobierno emitirá el viernes una resolución que revocará la actualización del protocolo de aborto no punible que la Secretaría de Salud había publicado el miércoles en el Boletín Oficial.

La decisión la tomó el presidente de la Nación, Mauricio Macri, y fue informada tras la reunión de gabinete llevada a cabo este jueves en Casa de Gobierno.

El miércoles, sorpresivamente, la Secretaría de Salud publicó en el Boletín Oficial la actualización del protocolo de aborto no punible.

La resolución renovaba el protocolo de 2015 y remarcaba que el aborto no es delito en la Argentina cuando existen motivos de salud ni cuando el embarazo es producto de una violación. El texto aclaraba que la voluntad de la víctima debe primar sobre las decisiones de los padres o el personal de salud de un hospital

Sin embargo, horas después, fuentes cercanas a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quien es la jefa de Rubinstein, dijeron que la resolución que facilita la interrupción de embarazos en menores de 15 años sería anulada, lo que se confirmó este jueves de boca de la propia funcionaria.

Esto generó un nuevo foco de tensión en el seno de la alianza Juntos por el Cambio a pocos días de dejar el Gobierno, ya que referentes del PRO y la UCR discreparon ante la decisión del Presidente de revocar el nuevo Protocolo.

Tras conocerse la medida contra el nuevo protocolo que se había publicado por la mañana del miércoles en el Boletín Oficial, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, avaló esa marcha atrás por considerar "lamentable y claramente inconstitucional" la resolución de Rubinstein, que "ampliaba de manera irresponsable las causales de aborto no punible y limitaba la objeción de conciencia médica".

Para Pinedo, el secretario de Salud -de origen radical- "no puede pasar por encima de un debate de seis meses del Congreso nacional y legislar por sí mismo, contradiciendo normas de rango constitucional".

Por eso, el dirigente macrista cerró su cadena de tuits con un "gracias" dedicado al Presidente.

La UCR toma distancia del Gobierno y respalda a Rubinstein 

En cambio, la UCR, principal social del PRO en Cambiemos, tomó distancia de Macri al considerar "necesaria" la aplicación del "Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo (ILE)" y respaldó a Rubinstein.

"En concordancia con los valores de nuestro partido, desde el Comité Nacional y la mesa de la Convención Nacional de la UCR creemos necesaria la resolución ministerial 3158/19, que da lugar al protocolo de Interrupción Voluntaria del Embarazo", expresó el radicalismo en un comunicado.

También desde la UCR, el ex senador Ernesto Sanz, uno de los fundadores de Cambiemos, expresó su "solidaridad, apoyo y afecto" a Rubinstein, a quien definió como un "funcionario ejemplar" y un "lujo de la salud pública. Como tantos radicales a lo largo y ancho del país, nos sentimos orgullosos de su gestión", subrayó.

El diputado y senador electo Martín Lousteau planteó que es una "verdadera pena que el Presidente decida en sus últimos días en el poder hacer un retroceso tan grande", al calificar la medida como una "decisión contradictoria y que reprobamos".

Tras expresar su "respaldo" a Rubinstein porque "lo único que hizo fue cumplir con el Código Penal y el fallo 'FAL' de la Corte Suprema", Lousteau sostuvo que la ley de interrupción voluntaria del embarazo es una "política central de salud pública".

El vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, manifestó por su parte que "el protocolo sobre ILE da cumplimiento al fallo 'FAL' de la Corte Suprema y al Código Penal vigente en nuestro país, donde se trata de solucionar un grave problema de salud pública que afecta a niñas y adolescentes". Por eso ratificó su apoyo a Rubinstein por la medida que tomó, "acorde con los principios radicales en defensa de derechos".

Otro referente radical, Ricardo Gil Lavedra, expresó su "apoyo absoluto" y "solidaridad" con Rubinstein, a quien definió como un "funcionario ejemplar". Asimismo, expresó que "el protocolo que dictó" el funcionario "responde al fallo de la Corte y al Código Penal vigente, tratando de solucionar un problema grave de salud pública. Resulta inentendible su derogación", cerró.

En tanto, la diputada nacional por la UCR Brenda Austin se refirió al protocolo de la ILE firmado por el Secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, y le pidió –sin éxito- al presidente Mauricio Macri que sostenga la resolución.

"Le pedimos al Presidente que sostenga la resolución sobre aborto no punible", subrayó Austin.

"La enorme mayoría del bloque está en contra de la derogación de la resolución sobre aborto no punible", agregó la diputada.

Además, señaló: "Lo único que hizo Rubinstein es hacer un protocolo acorde a la ley. Nosotros celebramos ese protocolo".

Sin embargo, también algunas voces del PRO respaldaron la decisión de Rubinstein, tal es el caso del diputado Daniel Lipovetzky quien señaló desde Twitter que "el nuevo protocolo para abortos no punibles reglamenta el artículo 86 del Código Penal vigente desde 1921", por lo que, dijo, "no hay razón alguna para derogarlo".

En ese sentido, el legislador que fue vocero oficialista en el tema aborto pero ahora discrepa con su partido, consideró un "despropósito que aún haya provincias que no lo apliquen, permitiendo que mujeres violadas vuelvan a ser abusadas por el Estado al no garantizar un aborto legal".

Por su parte, la diputada del PRO Silvia Lospennato indicó que por el miércoles por la mañana había "celebrado la sanción de la resolución del Protocolo ILE" por ser "absolutamente necesario para garantizar el acceso en todas las provincias a los derechos consagrados en la ley vigente".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Política
Te puede interesar