Claro y Telefónica apuntan a conquistar el mercado de smartphones en Latinoamérica

Claro y Telefónica apuntan a conquistar el mercado de smartphones en Latinoamérica
La región jugará un papel determinante en estos operadores ya que los usuarios cada vez apuntan más a adquirir aparatos que les permitan utilizar datos
Por iProfesional
22.02.2011 11.05hs Tecnología

Claro (América Móvil, del magnate mexicano Carlos Slim) y Telefónica, los principales operadores de América latina, apuntan a conquistar el emergente mercado de los teléfonos inteligentes (“smartphones”, en inglés) en la región, según quedó demostrado en el reciente Mobile World Congress que sesionó en la ciudad catalana de Barcelona.

Los presidentes de estas operadoras aseguran que es necesario fortalecer los planes de conectividad con miras a lograr una mayor comercialización de móviles y principalmente de aparatos de alta gama que ofrezcan mayores servicios.

Un informe de la consultora IDC sobre el mercado de telefonía móvil indica que, en el cuarto trimestre de 2010, creció 18%, y alcanzó un total de 401,4 millones de unidades vendidas en el mundo, frente a los más de 340 millones de dispositivos del mismo período de 2009.

Con este dato, el volumen total de teléfonos móviles vendidos en 2010 asciende a 1.390 millones, lo que representa un incremento de 18,5%.

Se trata de un indicador que habla a las claras de la recuperación que experimentó esta industria después de la caída registrada en 2009 por la crisis global.

América latina jugará un papel determinante en este desempeño, ya que los usuarios cada vez apuntan más a adquirir aparatos que les permitan utilizar datos, además de voz, lo que aumenta el crecimiento y acelera los ciclos de reemplazo.

La consultora prevé que este año se dará una fuerte migración de los consumidores hacia los dispositivos inteligentes.

Así, mientras que en 2009 de cada 15 teléfonos celulares tradicionales que se vendían en América latina uno era inteligente, en 2011, esta cifra será de 5 a 1.

Incluso, hay expertos que se atreven a pronosticar que esta cifra será menor.

El vicepresidente senior y presidente para América latina de Qualcomm, Flavio Mansi, considera que las diferentes aplicaciones disponibles en el mercado permitirán que los aparatos se vendan cada vez a un precio más bajo, lo que llevará a que más personas puedan tener acceso a los mismos.

Un área diferente del restoEn este contexto, el presidente de América Móvil, Daniel Hajj, afirmó que su compañía prevé que el mercado de telefonía en la región crezca 120% entre 2011 y 2015, índice que estará sustentado en el crecimiento de la población mayor de 15 años.

Al respecto, el presidente de Telefónica, César Alierta, afirmó que las cifras confirman que a pesar de la crisis mundial de los últimos años, América latina experimentó un auge sostenido de la demanda de servicios móviles, algo que se mantendrá en el próximo lustro.

El directivo de la compañía mexicana (dueña de Claro) reconoció que la región resulta estratégica para sus planes de crecimiento.

“Las conexiones inalámbricas aumentaron 2,4 veces en Estados Unidos entre 2000 y 2010, pero en Latinoamérica aumentaron 8,3 veces en el mismo período. La brecha entre ambas regiones se está cerrando", destacó Hajj en Barcelona.

El ejecutivo agregó que es determinante la adopción de teléfonos inteligentes y planes de datos en la mayoría de los latinoamericanos. Solo 65 millones de los 600 millones de ellos se conectan hoy a estos sistemas.

Las estimaciones de la empresa española apuntan a que a finales de 2011 habrá 6.000 millones de conexiones en el mundo.

Según Alierta, el crecimiento de la banda ancha y de la telefonía móvil, así como del uso de los “smartphones”, debe estar soportados en las redes de telecomunicaciones de próxima generación.

Para Hajj, es claro que los operadores tienen una "gran responsabilidad" en la tarea de proveer el acceso a sus redes a una mayor parte de la población.

Los dos grandes del sector coinciden en que el aumento de los servicios de telefonía móvil no sólo ayuda a potenciar el crecimiento económico de la región sino que además estimula la productividad con la consecuente mejora de la calidad de vida.

Hora de invertirLas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en Latinoamérica crecerán en porcentaje casi un 50% más que el promedio mundial.

Sin embargo, los problemas vienen por el lado de temas vinculados con la regulación desde el punto de vista de los dos grandes operadores.

El gran dilema expresado por ellos es que las finanzas de las compañías no dan para hacer frente a las inversiones que exige el crecimiento de la demanda de conectividad, aunque Claro estima invertir 20.000 millones de dólares en los  próximos tres años para universalizar la conectividad. Y en su estrategia para lograrlo está la 4G.

Según la proyección expresada por Alierta, la industria tecnológica crecerá a tasas del 4,3% anual durante los próximos cinco años, a nivel global, y del 6,1% en Latinoamérica.

La región sigue siendo un colchón de garantía de ingresos para el operador de origen europeo, tocado por la crisis de España y países del viejo continente.

En Claro insisten en arraigar inversiones en esta región. Y creen que la perspectiva positiva le permitirá desplegarse para sostener posiciones de liderazgo frente a la empresa de origen español.

Si el crecimiento está en línea con los porcentajes citados, no habría que descartar para los tres años siguientes una cifra similar o seguramente superior si el volumen de negocios de los mexicanos se incrementa en la región. Si bien no hubo anuncios de este tipo en boca de Alierta, Telefónica no se quedará atrás.

Las inversiones son consecuencia de las necesidades que tienen los operadores para hacer frente al aumento de la demanda de conectividad en forma perentoria por el aumento del tráfico de video e imágenes.

Banda anchaAlierta señaló que entre 2010 y 2014, se sumarán 2.018 millones de nuevos accesos; Haijj expresó la evolución de otro modo: la penetración de banda ancha se duplicará en 4 años.

Para el ejecutivo español el 85% de los accesos de banda ancha serán móviles  y el 91% provendrá de mercados emergentes. Para la banda ancha móvil, el crecimiento se estima en una media por encima del 30% anual.

Hajj prefirió representar el crecimiento de la movilidad en los 350 millones de terminales inteligentes que tendrá el mercado en 2016 y calculó 120 millones de conexiones móviles para ese año. El directivo de Claro formuló una afirmación general para fundamentar esa apreciación: el móvil será el acceso primario a los datos.

La convergencia exige más redes fijas. Entre los puntos cubiertos por cada radiobase de 4G tendrá que haber fibra óptica que las interconecte para transportar imágenes eficientemente, señala un informe del grupo Convergencia.

Los operadores entienden que se llegó al techo de penetración. Por lo tanto, en su estrategia está la consolidación de los negocios que aún no se han monetizado porque el foco estuvo puesto en el crecimiento de abonados.

El mayor ancha de banda y la masificación de un nuevo ecosistema de terminales marca la nueva era en la que los proveedores de contenidos y los operadores tienen que construir conjuntamente modelos de negocio que estimule el crecimiento de los Servicios de Valor Agregado (SVA), el ARPU (ingreso promedio mensual por usuario) y la eficiencia de los desarrolladores.

Hajj expresó una mirada más universal tendiente a que toda la población tenga acceso a los servicios de datos que deberán tener valores accesibles  y que a la vez sean rentables para los operadores. Y para lograrlo propone crear más infraestructura que integre lo fijo con lo móvil.

Operadores estatalesEn las estrategias de los dos grandes de la región estuvo ausente el rol que podría cumplir un futuro operador regional con redes estatales.

Brasil será escenario de dos mega eventos deportivos: que se harán en su territorio, el Mundial de Fútbol de 2014 y Los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro.

El Gobierno de Brasilia acelera al respecto acuerdos y en ese sentido ya firmó un convenio con la Argentina y ésta avanza en hacerlo con Chile mientras otros países trabajan sobre este plan.

Sería otra red troncal, con inversiones provenientes de los gobiernos y un futuro de ahorro y baja de precios al redireccionarse el tráfico regional, parte del cual circularía horizontalmente entre las naciones de América latina.

El veloz desarrollo de las TIC seguirá modificando los hábitos sociales y el impacto sobre la calidad de vida se hará visible en el próximo quinquenio con el hogar digital y la evolución que la nueva infraestructura tendrá en la conexión entre máquinas.

Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído