Las fronteras entre Internet y la televisión se borran cada vez más

Las fronteras entre Internet y la televisión se borran cada vez más
LG lanzó una plataforma incorporada en sus TV para ver contenidos y aplicaciones en Internet. Google, Sony, Apple y Microsoft también impulsan esta movida
Por Cesar Dergarabedian
10.11.2010 11.25hs Tecnología

La convergencia entre la televisión e Internet se diluye cada vez más, y genera nuevas oportunidades de negocios para los fabricantes de televisores y los productores de contenidos.

El último ejemplo de esta alianza lo protagonizan en la Argentina la filial local de la surcoreana LG junto a varios proveedores locales, regionales y mundiales de contenidos televisivos.

En lo que va de año, otros gigantes tecnológicos, como Google, Apple, Microsoft, Samsung, Yahoo y Sony anunciaron iniciativas similares.

Uno de los objetivos de estas movidas es tratar de captar y retener a esa audiencia que cada vez más prefiere eludir la programación que le ofrecen las emisoras de aire o por cable y prefiere descargar de Internet sus programas favoritos y verlos cuándo quieren.

Otra meta es renovar los televisores actuales por otros con conexiones a la red y software especializado, que permite ver y, en algunos casos, interactuar en la web en la propia pantalla del equipo.

La trascendencia de este lanzamiento para LG es tal que hará eje sobre él en los próximos meses, como principal argumento para crecer en sus ventas.

Este año, de acuerdo a Fernando Macri, TV Product Strategy Manager en LG Electronics Argentina, esta compañía venderá en el país cerca de 240 mil unidades de televisores LCD y LED (sobre un total de 1,2 millones). Y las expectativas para el año próximo de este fabricante es vender unos 450 mil equipos, sobre un total estimado de 1,7 millones.

¿De qué se trata está movida de LG? Se llama NetCast, y consiste en ofrecer un nuevo acceso a contenidos en Internet desde el televisor. Es necesario, para ello, disponer de una conexión a la red de por lo menos 1 MBps de velocidad de descarga.

Los contenidos se envían por el mismo código en el que se recibe y envía la información de la web, y ofrece a los usuarios entretenimiento en alta definición a través de una nueva línea de televisores LG con conexión a Internet.

La empresa creó esta plataforma, que vendrá incorporada en los equipos nuevos de LED y LCD, gracias a la alianza con firmas proveedoras de contenidos digitales, entre los que se encuentran el diario porteño La Nación, el productor televisivo Mixplay, y redes y aplicaciones sociales como Twitter, YouTube, Picasa, Facebook, Google Maps, Accedo, AccuWeather, Terra, y vTuner.

Los contenidos soportados son noticias, pronósticos del tiempo, videos, películas, series y fotos, sin necesidad de conectarse a una PC.

La nueva línea de televisores se conecta a Internet vía cable o Wi-Fi, en este último caso, con un adaptador USB inalámbrico a la TV. Cuentan con un control remoto interactivo con un botón de ingreso directo a NetCast. Al accionar esta opción, automáticamente se abre un portal para acceder a los diferentes contenidos.

Esta plataforma estará disponible en los modelos Full LED 3D LX9500, LED Plus 3D LX6500, LED LCD LE5500, de la Línea Infinia, y en el LCD LD650. Son equipos que parten desde los 6.100 pesos hasta casi 40 mil pesos.

Consultado por iProfesional.com sobre qué pasará con los poseedores de modelos anteriores LED o LCD de esta marca, Macri explicó que la empresa trabaja en una versión de reproductor Blu-Ray que contendrá la plataforma y permitirá conectar esos equipos más antiguos a los contenidos soportados por NetCast.

Manuel Altman, Content & Solutions Business Manager de la filial local del gigante tecnológico surcoreano, aclaró que los acuerdos de provisión de contenidos no son exclusivos y explicó que se trabaja con otros productores, aunque reparó que los contenidos son "establecidos" por el fabricante.

"El acceso es libre y gratuito con solo comprar estos modelos de televisores", dijo el ejecutivo. Por supuesto, por separado hay que pagar al proveedor de conexión a Internet.

Nuevos consumidoresLa movida de LG apunta a los usuarios que prefieren armarse su propia programación televisiva a través de Internet o de equipos como los TIVO, cajas de grabación provistas por cable operadores.

No se trata de una iniciativa sencilla, porque deben ponerse de acuerdo los fabricantes de televisores, los proveedores de contenidos digitales, las cadenas de TV y los propietarios de derechos de emisión.

En los últimos tiempos, surgieron varios proyectos de este tipo. Por ejemplo, Samsung y Yahoo tienen un acuerdo denominado Yahoo Connected TV.

La propuesta consiste en poner en los televisores de este fabricante coreano, aplicaciones de Yahoo, como Flickr, además del portal de subastas eBay, Twitter, Facebook, Youtube, y pequeños programas de juegos y páginas web concretas.

Google anunció este año su servicio de televisión Google TV, que llegará a los Estados Unidos a finales de 2010, y al resto del mundo a lo largo de 2011.

El servicio de este gigante de la red se basa en las búsquedas, para ordenar la fragmentación de contenidos, propia de la televisión en Internet.

La movida de Google fue rechazada por las cadenas estadounidenses ABC, CBS y NBC, que vetaron sus contenidos en el buscador de Google TV.

Las tres emisoras se negaron a permitir que el gigante de Internet emitiera episodios completos de sus programas a través de Google TV, entre ellos algunos tan populares como The Office, CSI: Crime Scene Investigation y Modern Family.

Los fabricantes Logitech y Sony ya habían empezado a vender televisores con el software incorporado y el teclado inalámbrico necesarios para ver Google TV directamente en esos aparatos.

"Google TV permite el acceso a todos los contenidos que hay en Internet y que ya se reciben igualmente en el teléfono móvil y la PC", recordaron desde la compañía californiana para ilustrar el alcance de este veto.

En cualquier caso, reconocieron que "la última palabra la tienen los propietarios de los contenidos que, en última instancia, son quienes pueden decidir si restringen el acceso de sus seguidores a sus contenidos en esta plataforma".

El veto de las cadenas de televisión es un escalón más en los crecientes conflictos que Google tiene abiertos con ciertos grupos de comunicación, que no creen que esa compañía puede proporcionarles un modelo de negocio que les compense la potencial pérdida de espectadores que sufrirían sus cadenas.

La idea de Google es convertir Internet en un canal más de contenidos accesible desde el televisor de casa y competir así con otros sistemas similares como Apple TV, TiVo, Boxee, Roku o Vudu.

Ninguno de estos sistemas existentes permiten navegar libremente por la red y se limitan a ofrecer acceso a un determinado número de contenidos como YouTube, Flickr, Facebook o canales de alquiler de películas y series como Netflix y Amazon VoD.

La plataforma Google TV, además de incluir las aplicaciones mencionadas, está pensada para navegar en la red desde el televisor mediante Google Chrome igual que si se usara una computadora.

Apple estuvo entre los primeros en intentar el ingreso al mercado de los televisores conectados, con su Apple TV, una caja ("set top box", en la jerga). La idea de la empresa de Steve Jobs es descargar, alquilar y ver contenidos en video de iTunes, su plataforma de contenidos digitales.

En la presentación de resultados fiscales del cuatro trimestre, apenas un mes después del lanzamiento del Apple TV de segunda generación, Jobs anunció que ya se habían vendido 250.000 dispositivos.

Microsoft tiene un proyecto, llamado Mediaroom. Por ejemplo, tiene un acuerdo con la operadora taiwanesa de cable Vee Time para integrar este centro multimedia como servicio de TV por Internet.

Philips Net TV ofrece navegación abierta en algunos de sus televisores, y otros fabricantes desarrollan sus propias aplicaciones.

Temas relacionados