30.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.00%

"Dólar Lollapalooza": qué pasó con la plata de entradas vendidas hace dos años para un show que aún no se hizo

"Dólar Lollapalooza": qué pasó con la plata de entradas vendidas hace dos años para un show que aún no se hizo
El festival de música se iba a realizar en marzo del 2020 y las entradas se pusieron a la venta en 2019. Sin embargo, muy pocos pudieron obtener reembolsos
Por Antonio D’Eramo
25.10.2021 06.49hs Negocios

El line up de los principales shows del festival Lollapalooza que se iban a presentar en los festivales del año 2020, que han sido reprogramados una y otra vez, incluían bandas, algunas de ellas legendarias, como Guns ‘N Roses o The Strokes y cantantes como Travis Scott; Lana del Rey o Gwen Stefani.

Las principales propuestas, de entre más de cien artistas que se presentan durante las tres jornadas en las que se extiende el festival, suelen ser las mismas durante la gira Latinoamericana.

Por supuesto que los nombres propios citados anteriormente eran las propuestas que se publicitaron en el año 2019 cuando comenzó la venta de entradas, que tuvo un éxito notable en órdenes de preventa, desde luego, antes del ingreso en escena del coronavirus, a fines del año 2019, que alteró todos los planes en materia de recitales, conciertos y reuniones multitudinarias de personas al aire libre.

Tras la cancelación en el 2020, se esperaba que pudiera realizarse a fines de este año. Sin embargo, tras la reprogramación del festival en Chile y Brasil, se prevé que la edición argentina se posponga nuevamente. La fecha prevista sería marzo del 2022

En ese sentido las conductas se replican. No sólo en la cantidad de cancelaciones y reprogramaciones de un festival que puso entradas a la venta en el lejano 2019, cuando la pandemia de Covid-19 era un tópico de ciencia ficción, sino en la validez de los tickets vendidos a los consumidores finales para que los utilicen en un futuro del que nada se puede predecir, cómo quedó en claro, con la aparición del "cisne negro" que ha sido el coronavirus.

Muchos consumidores que pagaron la entrada en 2019 y quieren su devolución, seguirán esperando porque conseguir que les devuelvan el importe es una experiencia poco enriquecedora para la salud mental. De hecho, se estima que casi un 80% de personas que vienen reclamando por el reembolso, no habrían obtenido soluciones. 

Casi 80% de las personas que compraron entradas y reclamaron no habrían logrado una solución

El fabuloso "roll over" con las entradas vendidas

El roll over en el que estaba pensando uno de los padres fundadores del rock and roll, Chuk Berry, en 1956, estaba dedicado a los cultores de la música clásica y a Ludwig van Beethoven que seguramente se revolcaría en su tumba, roll over in their grave, si supiera como el rhythm and blues y el rock and roll reemplazaron en las radios a la música culta.

Pero el roll over en el que están pensando los empresarios del capítulo argentino del festival de Lollapalooza es eminentemente financiero e involucra el dinero recaudado por preventa de entradas a la edición 2020 del festival que debió suspenderse por las restricciones impuestas a causa de la pandemia de coronavirus.

El roll over financiero se basa en prolongar una posición abierta, como una prórroga. En el mundo financiero y bursátil se define como alargar en el tiempo un préstamo que, en la vida real, conlleva intereses.

Ahora bien, ¿quién o quiénes se benefician de esos intereses en el caso de una preventa anticipada de tickets?

La organización del tramo local del festival, que se extiende por tres días, corresponde a DF Entertainment que, en el año 2018, le vendió una parte mayoritaria de la compañía a la multinacional de origen estadounidense Live Nation Entertainment.

De esta manera, la empresa norteamericana surgida de la fusión de Live Nation y Ticketmaster en 2010 y que se especializa en la venta de boletos del rubro del entretenimiento, se asoció a una productora que tiene experiencia en mercados altamente regulados como el argentino.

El segundo gran festival que iba a realizarse con esta nueva composición accionaria debió producirse el 27,28 y 29 de marzo de 2020 en el Hipódromo de San Isidro e involucraba a cien artistas y bandas, algunas de ellas legendarias, como Guns ‘N Roses o The Strokes y cantantes como Travis Scott; Lana del Rey o Gwen Stefani.

Una convocatoria que posibilitó la preventa anticipada de 120.000 tickets que se agotaron rápidamente en Julio de 2019.

Las cuentas son las siguientes: 

-En el séptimo mes de ese año, bajo el gobierno de Mauricio Macri, el dólar cerraba su cotización mensual en torno a los $44,90.

-En Julio de 2019 comenzó la venta de entradas anticipadas, abono Early Bird, para las tres jornadas a $3.600 más cargos de servicio.

-Era un precio que a medida que se fueron agotando los tickets de ese abono se pasó a un sistema de pre ventas del 1 al 4 que elevó ese precio a pagar, pasando a $4.990 por abono de la preventa 1ª a $8.250 de la preventa 4ª a medida que se iba colgando el cartelito que más adoran los empresarios del rubro, sold out, todo vendido.

-Cabe aclarar que también hay diferentes categorías de boletos y existen ingresos vip que en octubre de 2019, cuando las noticias de una posible pandemia por un difuso coronavirus apenas merecían unas líneas en revistas especializadas, se vendían a $14.990 más gastos.

Pero tomemos, tan sólo un ejemplo, el más accesible: una entrada anticipada, Early Bird, de julio de 2019 a $3.600 con un dólar de $44,90, nos arroja un monto de u$s80 invertidos por un espectador y consumidor final de la operación de compra de un ticket.

Si se hubieran vendido los 120.000 boletos a u$s80, se habrían recaudado u$s9.600.000. Sin embargo, la cifra sería muy superior, teniendo en cuenta el precio ascendente de las distintas etapas de preventa a lo largo del 2019.

La organización habría recaudado un míniimo de 9,6 millones de dólares

El dólar oficial ahora ronda los $105 mientras que el dólar informal acaba de alcanzar el récord nominal histórico, de $195.

Mesa de dinero para poner a trabajar la plata

Fuentes del mercado financiero indicaron a este medio que es muy común en este tipo de casos que se arme "una mesa de dinero interesante en el circuito informal o sea se pone a trabajar la platita hasta que la cuestión de la pandemia y sus restricciones se aclaren".

Una sospecha que se sustenta por las dificultades que existen para los consumidores de acceder a los reembolsos que la empresa debiera poner sobre la mesa de manera inmediata.

Comprar una entrada del Lollapalooza, con dinero en mano, en cuenta o a crédito, era muy fácil y sencillo, hasta se habilitaron bocas de expendio para vender las famosas pulseras que habilitaban el ingreso al predio pero para reclamar por la devolución del servicio no prestado se necesita un abogado experto en derecho al consumidor o tener la paciencia de un yogui, un practicante de yoga, para que los continuos pedidos de aclaración de identidad no termine por sacar de quicio a la persona que pide su dinero de vuelta aunque, más no sean, pesos devaluados una y otra vez.

Varias muestras de la indignación por los atrasos en la devolución quedaron registradas en el sitio especializado www.tuquejasuma.com

Allí se leen usuarios que afirman, "…desde que cancelaron el lollapalooza 2020 quiero que me devuelvan el dinero porque era obvio que no se iba a hacer tampoco este año, pero no contestan por ningún medio, no informan nada hace un año. Y se quedaron con la plata de todos. Tienen todo un sistema donde te obligan a romper las pulseras personales…", afirmó un consumidor el 13 de octubre pasado.

El 11 de octubre otro espectador se quejó, "compre entradas para el tercer dia del festival Lollapalooza, mandé mails para pedir el reembolso de las entradas y no obtuve respuesta alguna".

Reclamo similar al del 5 de agosto que dice, con bastante criterio ante los cambios de artistas que puedan suceder "…solicité el reembolso del dinero correspondiente a la edición 2020 del Lollapalooza. Dicen que hay que esperar al anuncio del nuevo lineup 2021. Quisiera el reembolso ahora mismo, no tengo por qué esperar al anuncio de un nuevo lineup. El evento debió haber sido hace un año y medio…".

Por otra parte, desde que comenzó la crisis del coronavirus, este modus operandi de DF Entertainment, de dilatar todo lo que se pueda la devolución del dinero abonado por las entradas, ya tuvo reclamos en redes de usuarios de otros espectáculos programados y vueltos a programar, como en el caso de los shows de Metallica y Maroon 5.

De Metallica poco se sabe de la reprogramación, luego de la suspensión del recital de diciembre de 2020, mientras que la banda de Adam Levine, tiene una nueva fecha para abril de 2022.

Es muy posible que ante la nueva postergación que se decidirá las quejas de los consumidores aumenten a pesar que la página tuquejasuma.com informa que sólo el 21% de los reclamos se han resuelto de manera satisfactoria. Es decir que habría un 79% que continúa esperando una respuesta.

Muchos de los que compraron entradas para ir al festival no logran que les reembolsen la plata

Fuentes de la productora DF Entertainment señalaron a iProfesional que "durante todo el proceso, la información sobre las entradas (reembolsos y validez de las mismas para las fechas reprogramadas) fue 100% amigable y se desarrolló de forma clara en las plataformas oficiales y redes sociales en pos de que todos los compradores puedan conocer, de forma clara los detalles sobre cómo solicitar el reembolso o conservar la entrada para una nueva fecha".

Un "roll over" interminable

El Lollapalooza regresó en los Estados Unidos a fines de julio a la ciudad del viento, Chicago, y durante cuatro días se reunieron cerca de 385.000 personas para presenciar las performances de Foo Fighters; Post Malone; Tyler; The Creator y Miley Cyrus, entre otros artistas.

Hubo críticas, muchas, demasiadas, por la realización del evento durante la pandemia de coronavirus en el hemisferio norte. Las fotografías de los reporteros gráficos enseñaron multitudes apretadas, sin distanciamiento de ningún tipo en los conciertos, y en el transporte público y, en la mayoría de los casos, con pocos tapabocas a la vista.

Quince días después las autoridades sanitarias de Chicago reportaron 203 casos de Covid-19 vinculados con el festival de música, señalando que era una cantidad que se tenía prevista, aunque no se pudo discriminar si los enfermos se contagiaron en los recitales o ya estaban cursando la infección al momento del encuentro masivo.

Más allá del relativo éxito de la edición estadounidense, que conmemoró el trigésimo aniversario del primer Lollapalooza, en Latinoamérica, en general, y en Argentina, en particular, la situación con la pandemia ha mejorado pero ni la OMS la ha levantado ni en el Gobierno de la Ciudad ni el de la Provincia de Buenos Aires han aconsejando desprenderse de barbijos en medio de eventos masivos de público o terminar con el distanciamiento de dos metros entre personas, cuestión de imposible cumplimiento en un festival de rock.

Por otra parte, la campaña de vacunación no es similar entre Brasil, Chile y Argentina, ni mucho menos es equiparable a lo que sucede en los Estados Unidos.

Todos estos reparos relacionados con la cuestión sanitaria, que ha sido decisiva para las cancelaciones consecutivas del festival que debió realizarse en marzo de 2020 en nuestro país, ha llevado a que la edición chilena del festival reprogramara sus jornadas para marzo de 2022.

La productora Lotus, a cargo de la organización del festival Lollapalooza Chile, indicó que apuntan para el próximo año cuando la nueva normalidad se termine por imponer.

"Ha sido todo súper lento en Chile en comparación a otros países. Viajamos este año al Lollapalooza en Chicago y la gente que va a este tipo de eventos está ávida por volver, habían restricciones pero el público seguía siendo el mismo", aseguró Maximiliano del Río de Lotus al sitio Cooperativa.cl

Por ahora la versión chilena del evento, que originalmente se iba a hacer en abril de 2020, está fijada para las últimas semanas de noviembre de este año. Sin embargo, será nuevamente aplazada para el próximo año: "Próximamente anunciamos la fecha donde lo vamos a hacer en 2022", adelantó Del Río.

Una situación similar a la que seguramente adoptarán en las próximas horas los responsables de la organización argentina que terminarán por imitar lo decidido por Chile pero, también, por Brasil.

La versión brasileña del festival de música Lollapalooza fue aplazada para los días 25, 26 y 27 de marzo de 2022 debido a la gravedad de la pandemia de covid-19 en el país, según informaron el 29 de abril de este año los organizadores.

"Teníamos muchas ganas de otra edición inolvidable este año, pero, en virtud de la emergencia sanitaria internacional por la pandemia, quedó cada vez más claro que no será posible realizarlo en 2021", indicaron los promotores en una nota divulgada en sus redes sociales.

Afirmaron que se trata de una "decisión difícil", pero a la par "responsable" para con el público, los artistas y todo el personal que rodea al popular festival de música, que nació en Estados Unidos y también se celebra en otros países, como Chile y Argentina.

"Vamos a volver más fuertes que nunca en marzo de 2022 para tener un Lollapalooza histórico", garantizaron los organizadores, al tiempo que recordaron que las entradas adquiridas hasta la fecha valdrán para 2022.

Mientras tanto, continuará el roll over con las entradas vendidas en Argentina.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados