El laboratorio que producirá la vacuna Sputnik en Argentina arranca el año con pérdidas y caída de ventas

El laboratorio que producirá la vacuna Sputnik en Argentina arranca el año con pérdidas y caída de ventas
La firma de Marcelo Figueiras advierte sobre la crítica situación de la economía y muestra un balance negativo por falta de ventas al sector público
Por Andrés Sanguinetti
11.05.2021 19.25hs Negocios

Afectado por el contexto económico local recesivo, devaluaciones en otros países donde opera y traslado de los contratos con el sector público para el segundo trimestre, Richmond comenzó sus operaciones de este año con una pérdida por algo más de $103 millones.

Se trata del laboratorio que fabricará una vacuna contra el Covid-19 en Argentina a partir de haber firmado un convenio con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) en una planta que construirá en la localidad bonaerense de Pilar que le demandará alrededor de un año.

En concreto, Laboratorios Richmond, que propiedad del empresario Marcelo Figueiras, logró sellar un memorándum de entendimiento con Management Company of Russian Direct Investment Fund, que representa a Gamaleya National Research Institute of Epidemiology and Microbiology para obtener en el corto plazo la fabricación de una vacuna contra el virus.

Para financiar el proyecto, el grupo salió a buscar fondos en el exterior mediante la creación de un fondo fiduciario que buscará recaudar cerca de u$s70 millones. Pero mientras lo hace, debe enfrentar un escenario macro local complejo, cuyas variables principales han tenido una fuerte volatilidad, tanto en el ámbito nacional como regional donde también opera a través de varios laboratorios controlados.

Marcelo Figueiras, al frente de Laboratorios Richmond.
Marcelo Figueiras, al frente de Laboratorios Richmond.

De hecho, en su informe de resultados admite que el 2021 continua en un contexto pandémico, a raíz del efecto del COVID-19 a nivel global y las variables económicas deterioradas durante el 2020 no han logrado alcanzar su recuperación.

"Las condiciones macroeconómicas en el ejercicio del primer trimestre del 2021 se caracterizaron por un contexto de lenta reactivación económica e incertidumbre que generó que los indicadores económicos resultaran en baja con respecto a años anteriores", asegura el comunicado enviado a la Bolsa de Comercio y a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Ocurre que entre enero y marzo pasados, la estimación preliminar del PBI ronda en un crecimiento del 7%; la inflación acumulada llega al 13%; el tipo de cambio ha variado un 43% y la tasa de interés se ubica en el orden del 40%.

Con estos números, desde Richmond entienden que las perspectivas de recuperación se siguen retrasando, y que los principales análisis no proyectan una reactivación para todo el año.

Sin embargo, también consideran que la actividad económica de la industria farmacéutica nacional ha sido estable teniendo en cuenta que es una profesión considerada esencial para la sociedad y, por lo tanto, ha sostenido un sólido nivel de actividad.

En este contexto, el balance consolidado de Laboratorios Richmond finalizó registra un resultado neto negativo de $103,2 millones, principalmente debido al corrimiento de ventas del sector público al segundo trimestre y, en términos cambiario a una mayor devaluación a nivel regional, especialmente en Colombia.

En cuanto a las ventas netas acumuladas, llegaron a los $1.276 millones, registrando una baja del 9,3% en comparación con el ejercicio económico del 2020 y el resultado bruto disminuyó un 3,5% comparado con el mismo período también como consecuencia de las demoras en las entregas al sector público.

Asimismo, los gastos de comercialización disminuyeron un 2,8%, mientras que los gastos de administración estuvieron por encima en un 7,4%. "Los incrementos no han sido significativos, si bien las restricciones generadas por la pandemia incrementaron gastos en ciertas áreas, los mismos se vieron atenuados por la disminución de otros que no han podido ser realizados", asegura el informe.

En ese marco, el resultado operativo ordinario acumulado fue positivo y ascendió a $222,2 millones, mientras que el ejercicio comparativo anterior fue de $248,8 millones.

Por su parte, los resultados financieros netos totalizaron una pérdida de $294 millones, registrando una suba del 3% con respecto al ejercicio del 2020. "Debido principalmente a las fluctuaciones, el tipo de cambio entre los ejercicios comparados aumentó un 43%, igual que lo que ocurrió a nivel intereses sobre préstamos", detalla la compañía.

Inversiones y proyectos

De todos modos, Richmond asegura seguir enfocado en proyectos de inversión industrial, completando la integración de la estructura regional y favoreciendo el lanzamiento de nuevos productos tanto en las terapias tradicionales como en la incorporación de productos biosimilares.

Por ejemplo, el 19 de marzo pasado, la Autoridad Sanitaria Argentina (ANMAT) aprobó el primer producto biosimilar de Laboratorios Richmond denominado Zutrab, cuyo principio activo es el Bevacizumab, un anticuerpo monoclonal utilizado en oncología. Según la compañía, "este hecho marcó el primer hito de un ambicioso proyecto biotecnológico en el que Laboratorios Richmond invirtió durante años y con su aprobación muestra el compromiso de accesibilidad para los pacientes y reforzó su estrategia de desarrollo nacional".

El laboratorio construirá una planta en Pilar para fabricar la Sputnik V en la Argentina
El laboratorio construirá una planta en Pilar para fabricar la vacuna rusa Sputnik V en la Argentina

De manera complementaria, la empresa espera crecer en las exportaciones de productos de alta especialidad para las subsidiarias de Colombia y Chile, así como continuar con la aprobación de nuevos registros en la región, específicamente en México y Perú.

La estrategia de crecimiento en las ventas se basa en nuevos lanzamientos y en la continuidad del incremento en las exportaciones que ya se viene verificando en los últimos ejercicios.

"El crecimiento logrado en un año de importantes desafíos para la economía argentina y las perspectivas futuras permitirá a Laboratorios Richmond seguir consolidándose en los diferentes segmentos y mercados en los cuales participa", señalan desde la empresa.

A fines de abril pasado, finalizó la elaboración de los primeros lotes de prueba de la vacuna Sputnik V que fueron enviados al Gamaleya Center para su evaluación.

A partir de este acuerdo, el directorio del laboratorio aprobó la constitución del Fideicomiso Financiero "Proyecto V.I.D.A. (Proyecto e Inmunización para el Desarrollo Argentino), cuyo objetivo será financiar la construcción y operación de la planta de biotecnología para producir localmente vacunas.

Y para el próximo 3 de junio quedó establecida la fecha para realizar una Asamblea General Ordinaria que dará tratamiento a temas relacionados con este proyecto.

Temas relacionados
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído