¿Se puede trabajar menos y cobrar lo mismo en Argentina?: avanza el debate de la reducción de la jornada laboral

¿Se puede trabajar menos y cobrar lo mismo en Argentina?: avanza el debate de la reducción de la jornada laboral
El debate sobre llevar la semana laboral a 4 días empieza a sonar pero los expertos aún lo ven difícil de hacer en Argentina, salvo en las empresas IT
Por Marysol Antón
27.07.2021 18.07hs Management

La pandemia puso sobre la mesa un tema que muchos trabajadores demandaban, pero no siempre eran escuchados: tener mayor equilibrio entre vida laboral y personal. Con el trabajo remoto, esto empezó a ser visible hasta para los ejecutivos que no querían reconocer el desfasaje que había en ciertas organizaciones. Ahora, se suma una segunda instancia: ¿se podría llegar a una reducción de la jornada laboral?

"Esta propuesta lleva a analizar y entender si la reducción de jornada laboral contempla para la empresa la reducción de salario. Hay distintos casos en diferentes situaciones, por necesidad o elección, que solicitan la reducción de la jornada laboral, pero es verdad que bajar los sueldos no es tan fácil y accesible para todos", anticipa Natalia Odolinski, gerente de Gestión de Personas de Auren.

En palabras de esta experta, "requiere temas administrativos y legales que juega en contra de la empresa. Sin embargo, desde el lugar de empleador nos parece bueno y muy importante poder apoyar a los colaboradores en lo que necesiten y que sea una mejora en su calidad de vida, mientras que la cadena de servicio y la productividad no se vean afectadas".

Es una realidad que si se reducen los salarios, los costos laborales de las compañías mejoran. "Pero además, si se disminuye la cantidad de días de trabajo, esto reduce el uso del transporte que afecta la ecología, mejora los gastos y fundamentalmente los tiempos para los trabajadores. También traería ahorro para la empresa, ya que mantener un empleado en una oficina tiene un costo, metros, consumos y más", agrega Odolinski.

El desempleo y la baja de los salarios son los motivos que los sindicatos esgrimen para pedir la reducción de la jornada.

Por su parte, Carlos Barberena, gerente Comercial de Bayton, explica que el debate sobre la reducción de la jornada laboral tomo más peso y ponderación frente a los niveles de desocupación, productividad y desigualdad, incluso por actividades.

"Los sindicatos proponen reducir jornadas para distribuir las horas productivas y así recuperar y hasta lograr una mayor inclusión social. También para lograr minimizar las jornadas en muchos casos extendidas, buscando el equilibrio entre balance personal y salarios de cada actividad", cuenta Barberena.

Es preciso aclara que los sueldos están siendo severamente cuestionados en el contexto actual, pues son insuficientes y se actualizan en su mayoría por debajo de la inflación.

Contra la escasez

En industrias donde la demanda laboral es fuerte, como la de IT, esto es un gran atractivo para los colaboradores, y sobre todo para fidelizarlos. "Las empresas de tecnología están altamente enfocadas a adaptarse y brindar propuestas atractivas y novedosas, es por eso que no son ajenas a esta necesidad de los profesionales. Si bien en Argentina aún no se ha aplicado esta reducción en este tipo de compañías, en un futuro, si el mercado lo demanda, deberán adaptarse para mantener a los equipos motivados", sostiene Eliana Torchiana, responsable Gestión integral de RRHH en Ecosistemas.

Llevar la semana laboral a 4 días ayudaría a bajar los niveles de estrés entre los colaboradores.

Y agrega: "actualmente se están realizando algunos ensayos en compañías de alta dotación de personal en Europa, donde se está evaluando el impacto en la motivación, la productividad y en la salud de los colaboradores. Se busca reducir los casos de licencias médicas derivadas de las patologías asociadas al stress laboral y a al famoso síndrome de burn out o agotamiento crónico".

"Implementar este plan sería factible en las industrias que no se vieron afectadas por la pandemia o en algunas compañías tecnológicas, por ejemplo, como sucedió en España con una empresa de software. Esta compañía fue la primera en implementar este esquema, el mismo presentó mejoras en la productividad y motivación de sus empleados, y percibió además un beneficio con relación al cuidado del medio ambiente", detalla Alexandra Manera, directora de Recursos Humanos de Adecco para Argentina y Uruguay.

Aunque para muchos es una buena propuesta, la idea de disminuir los días laborales está siendo tomada por las compañías más disruptivas. "Por el momento son minoría, y esto es a nivel global. Esta idea surgió en algunos países europeos. Sin embargo, en un estudio reciente que realizó Adecco en España, solo el 12% de las empresas encuestadas vería posible reducir la jornada laboral a 4 días manteniendo el sueldo actual. En nuestro país, dada nuestra coyuntura y la pandemia, solo algunas de las firmas más innovadoras podrían llegar a pensar en implementarla, aunque todavía es un tema que veo lejano", concluye Manera.