Más artículos

Más del 40% de las empresas no toma personal: ¿qué pasará con los sueldos? Estas son las previsiones

Más del 40% de las empresas no toma personal: ¿qué pasará con los sueldos? Estas son las previsiones
La pandemia provocó un "hiring freeze" que se extiende en diversos sectores, mientras la reactivación económica se demora en llegar. Previsiones salariales
Por Paula Krizanovic
20.10.2020 11.00hs Management

El impacto de las medidas tomadas para navegar la pandemia en el empleo registrado fue inevitable. Se estima que alrededor de 4 millones de puestos de trabajo se perdieron en los últimos meses.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) reveló que solo entre el primer y el segundo trimestre del año se dieron de baja unos 3,7 millones de empleos registrados. El impacto habría sido aún mayor en el segmento informal. 

La Unión Industrial Argentina (UIA) informó que la creación de nuevo empleo en la Argentina acumula 23 meses a la baja y en el sector industrial lleva más de 54 meses con retrocesos interanuales. 

Por último, el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) muestra que en marzo, en el inicio del aislamiento, el empleo registrado en el sector privado cayó 0,7% respecto del mes anterior. El pico fue en abril, cuando retrocedió 1,7%. En mayo la baja fue del 0,4% intermensual y en junio y julio 0,2% y 0,1% respectivamente. Para agosto, la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) ya indica otro retroceso del 0,1%, que es el último dato oficial disponible.

Hacia el futuro el panorama mejora pero no lo suficiente. De acuerdo al último informe de Hucap, dado a conocer en octubre, el 61% de las organizaciones en argentina planea mantener su dotación de personal y un 3% incluso busca incrementarla.

Miguel Alfonso Terlizzi, presidente de Hucap, dijo a iProfesional que ese reducido grupo que incorporará talento en plena pandemia es del sector tecnológico, de desarrollo de software y servicios informáticos, "que de manera incesante y con una gran demanda que no se está pudiendo le cubrir", además de empresas de la industria química y de logística.

"Dentro de las empresas que indican que las búsquedas siempre se mantuvieron activas, también se encuentran a la cabeza las empresas de tecnologías, bancos, alimentación, agropecuarias, financieras, salud, telecomunicaciones, químicas, transporte y logística, materiales de construcción", afirmó Terlizzi, a la vez que destacó que en todas las empresas, incluso en las que tuvieron dificultades para operar en pandemia, "las posiciones de sistemas y de e-commerce encabezan ampliamente los requerimientos de búsquedas."

Pero un preocupante 36% de las firmas consultadas por la empresa de talento dijeron que han recortado su nómina de personal o planean hacerlo. Un 82% de ellas admitió que la decisión tiene que ver con el impacto en sus negocios del COVID-19.

"Otro dato importante que surge del relevamiento es que del 61% de las organizaciones que indican que planean mantener su dotación, más de un 45% nos han indicado que dicha decisión se encuentra supeditada a cómo continúe el aislamiento, facturación y rentabilidad que permita hacer frente principalmente al pago de sueldos, también considerando que está vigente actualmente la prohibición de despedir sumado a la doble indemnización", remarcaron desde Hucap. Y aseguran que la asistencia estatal para pagar sueldos es la que, sin resolver los problemas de fondo, permitió que estas cifras no fueran peores.

El 41,7% las organizaciones sigue con las búsquedas laborales congeladas desde principio de año
El 41,7% las organizaciones sigue con las búsquedas laborales congeladas desde principio de año

Además de los despidos otra consecuencia evidente de la pandemia fue el "hiring freeze". A siete meses del inicio del aislamiento, el 41,7% de las empresas sigue con las contrataciones congeladas, y un 33,3% afirmó que a medida que pudo retomar las operaciones reinició algunas búsquedas de las posiciones clave para el negocio. 

Solo un 25% afirmó que nunca paró de incorporar el talento necesario.

Para el año próximo, más de la mitad de las firmas relevadas por Hucap (53%) no tiene una proyección de cómo seguirá su dotación de personal. Un 32% apunta a mantenerla y un 3% a incrementarla, pero hay otro 12% que también estima reducciones para el 2021.

Sueldos fuera de convenio

Casi seis de cada 10 empresas consultadas por Hucap en septiembre (59,2%) tienen definido el porcentaje de incremento salarial que los empleados no convencionados recibirán este año.

En promedio, los sueldos de esos colaboradores se incrementarían un 36,6% en todo 2020.

Esto está ligeramente en línea con lo que el mercado espera respecto de la inflación anual. El último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que el Banco Central realiza en base a proyecciones de 40 consultoras y firmas financieras privadas arrojó que la inflación de septiembre ascendió al 3% y que los analistas esperan que a fin de año se ubique en torno al 36,9% interanual.

Un 15,6% de la suba de salarios en las organizaciones consultadas se brindó en el primer semestre del año y un 21% se brindó o se brindará en este segundo semestre, indicó la mencionada consultora de talento.

Del reporte también se extrae que el 40,8% de las 93 empresas participantes dijo que aún no tiene definida la pauta salarial anual para el 2020 para el personal fuera de convenio. Las preguntas fueron realizadas entre el 11 y el 30 de septiembre.

Más del 40% no tiene una definición de su pauta laboral 2020
Más del 40.8% no tiene una definición de su pauta laboral 2020

En un país que hace años que vive con inflación de dos dígitos no es inusual que las empresas realicen retoques a sus previsiones salariales hasta los últimos meses del año. Pero incluso para la Argentina que cuatro de cada 10 firmas no cuenten con un presupuesto para el tercer trimestre del año es inusual, consideró Terlizzi, quien aseguró que es necesario remontarse al 2001 para encontrar valores similares a esa altura del año.

"Si bien es cierto que en los últimos años, con las cláusulas gatillo o de revisión que los gremios establecían para el personal dentro de convenio, comenzaba a ‘estirarse’ el período de negociación e incrementos salariales, la realidad es que las empresas tenían en su ’radar’ el estimado de incrementos que iban a brindar, lo tenían contemplado en el presupuesto, más allá de alguna pequeña variación que pudieran tener para evitar que no sea el personal no convencionado nuevamente la variable de ajuste y mayores problemas de solapamiento a los que muchas organizaciones ya se enfrentan", añadió el titular de Hucap

Para Terlizzi, "hoy el panorama en este porcentaje de empresas mencionado es de incertidumbre sobre si van a poder brindar o no el incremento definido y qué porcentaje finalmente van a otorgar."

Modificaciones a la baja

Un 17% de las empresas eliminaron los aumentos este año y otro 37% modificó su pauta a la baja
Un 17% de las empresas eliminaron los aumentos este año y otro 37% modificó su pauta a la baja

Un 85% de las organizaciones que participaron del relevamiento ya modificaron el presupuesto original para dar cuenta del contexto de pandemia y su impacto en los negocios o planean hacerlo.

En ese grupo, un 17% directamente eliminó los aumentos de sueldo para personal fuera de convenio este año, y otro 37% lo modificó a la baja.

Desde HuCap remarcan que esa opción fue la que adoptaron sobre todo aquellas empresas que tienen cerradas sus operaciones o están siendo muy impactadas en su facturación y rentabilidad por las actuales restricciones para operar y la crisis económica. "Dentro de este grupo se encuentran también las empresas que no solo no han brindado incrementos, sino que también han tenido que reducir salarios", ampliaron desde la consultora.

Sin embargo, también remarcaron que al realizar esta misma consulta en mayo pasado la cantidad de empresas que pensaba adoptar esta drástica medida era del 32%, por lo que ha bajado 15 puntos en total.

En la consultora aducen que este cambio se debe a que desde entonces muchas han podido volver a operar, aunque "en la mayoría de los casos sus niveles de facturación y rentabilidad siguen muy alejados de los deseados y necesarios y los incrementos se encuentran por debajo de la inflación".

En esos casos, en lo que respecta a las subas salariales algunas de esas firmas "han podido comenzar a brindar algunos puntos porcentuales que permitan compensar un poco la pérdida de poder adquisitivo por parte de los colaboradores" aunque "también en muchos casos, estos incrementos se vieron presionados por el cierre de paritarias para el personal convencionado, con el fin de evitar seguir potenciando la problemática ya conocida de solapamiento salarial".

En el grupo de los que modificaron su presupuesto a la luz de la pandemia también hay un 11% que decidió sostener la pauta original para el año pero la otorgará una vez finalizada la pandemia.

Esas tampoco son buenas noticias para los trabajadores ya que se espera que la vacuna esté disponible en el mundo recién el año próximo. Y si bien no hay consenso sobre la fecha en la cual podría comenzar a aplicarse en la Argentina, esa fecha para nada cercana implica que la emergencia está lejos de terminar.

"Dentro de ese 11% se encuentran empresas que recientemente están volviendo a operar con ciertos niveles de ingresos, que si bien distan mucho de lo que era la situación pre pandemia, al menos permiten cubrir los gastos junto con las ayudas que puedan estar recibiendo del Estado", aclaró el presidente de Hucap. Y dijo que esas firmas en muchos casos mencionan que "en la medida que vean que esta nueva normalidad se mantiene y que los ingresos, lejos de una rentabilidad deseada, están al menos estables, pondrán empezar a brindar algunos incrementos."

En el 11% que dicen estar a la espera de que se declare el fin del ASPO, también se incluyen las que ya tienen redefinida la pauta salarial para subirla recién en enero o marzo de 2021, por más que no haya certezas de que para dicha fecha haya terminado la emergencia sanitaria.

Hay un 28% de las 93 firmas consultadas que, si bien tiene la certeza de que modificará su presupuesto este año, no ha definido aún los cambios, y un 7% que reúne a las empresas que decidieron retrasar las alzas del primer semestre pero se están ubicando ya dentro de lo planificado para el 2020.

Según Hucap, otras organizaciones indicaron que van a acompañar lo que cierren los gremios en paritarias para el personal no convencionado, y en caso de que no se llegase a cerrar ningún incremento con los agremiados, tampoco lo habría para los empleados fuera de convenio.

Consultado sobre si se espera que en el último trimestre del año haya más acuerdos paritarios que empujen subas para empleados fuera de convenio también, Terlizzi dijo que "Sí, pero de manera muy selectiva, por industria, actividad, empresa y disparidad de sueldos."

"En la medida en que en este último trimestre se sigan cerrando acuerdos paritarios, los mismos van a ir generando mayor presión en la suba de los no convencionados, por supuesto deberá evaluarse la situación de cada empresa en particular, si están o no pudiendo operar y cuan afectada este su operatoria, facturación y rentabilidad", añadió.

Y claro, siempre hay en ese pequeño porcentaje organizaciones que brindaron incrementos selectivos y discrecionales de acuerdo a criterios de puestos y personas claves y en otros casos "a ojo", o sumas fijas para compensar la pérdida de poder adquisitivo.

En el caso del relevamiento de Hucap de septiembre, ninguna de las 93 empresas consultadas indicó que finalmente van a brindar incrementos superiores a lo planificado. Esto quiere decir que en este 2020 de pandemia, el ajuste lo sufrieron los empleados ya que las empresas no pudieron hacer el intento de que sus sueldos siquiera acompañaran el avance de la inflación.

Nadie salió indemne

De acuerdo al informe de Hucap, la mayoría de las empresas se encuentra con algún tipo de operación pese a que continúan las medidas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) El 55,1% de las firmas participantes se encuentra operando normalmente y un 40,8% parcialmente. Solo el 4,1% directamente no se encuentran operando.

Respecto del impacto en su rentabilidad, la mitad (51%) dijo que se ha visto "golpeada" por la pandemia de COVID-19 y otro 20,4% dijo que fue "muy fuertemente golpeada". Un 28,6% respondieron que sus ingresos no han sido casi afectados por la emergencia sanitaria.

"Cabe destacar que ninguna organización ha indicado que se haya visto favorecida por la presente situación, que era una de las opciones" remarcaron desde HuCap.