¿Es verdad que Guzmán subejecutó 2,4 puntos del PBI como dijo Cristina?: el veredicto de expertos

¿Es verdad que Guzmán subejecutó 2,4 puntos del PBI como dijo Cristina?: el veredicto de expertos
El Presupuesto 2022 analiza en su primera parte cómo terminará 2021 y agrega algunas cifras que dieron pie a la crítica de Cristina, ¿los leyó bien?
Por Dolores Olveira
17.09.2021 23.55hs Impuestos

Los economistas ponen en duda la crítica de Cristina Kirchner a la política económica que impulsó hasta ahora el ministro Martín Guzmán, respecto de que subejecutó el gasto, a pesar de que algunos números que confesó el funcionario en el proyecto de Presupuesto 2022 darían pie a esa embestida.

"El año pasado se estableció que el déficit fiscal iba a ser del 4,5% del PBI sin pandemia a partir de marzo del 2021. Cada punto del PBI en la actualidad es alrededor de $420.000 millones. A agosto de este año, a cuatro meses de terminar el año y faltando apenas unos días para las elecciones, el déficit acumulado ejecutado en este año era de 2,1% del PBI. Faltan ejecutar, según la previsión presupuestaria, 2,4 puntos del PBI… más del doble de lo ejecutado y restando sólo cuatro meses para terminar el año… con pandemia y delicadísima situación social", escribió CFK públicamente.

Para Caamaño, 2021 no fue de ningún modo un año de ajuste fiscal
Para Caamaño, 2021 no fue de ningún modo un año de ajuste fiscal

Ajuste fiscal, ¿sí o no?

Gabriel Caamaño, economista de la Consultora Ledesma, aseguró al respecto que "2021 no es un año de ajuste fiscal desde ningún punto de vista, pero sí es cierto que las jubilaciones y pensiones contributivas cayeron versus PBI, por el cambio de fórmula combinada con la aceleración inflacionaria. Pero hay otros gastos que más que compensaron. Por eso el gasto primario crece versus 2020 sin gasto COVID."

De igual manera opinó Caamaño, respecto de la supuesta subejecución del Presupuesto 2021, al afirmar que "es cierto que podrían haber ejecutado más sin incumplir las metas. Pero, dada la estacionalidad del gasto, eso hubiera significado incumplirlas a fin de año".

En el Presupuesto 2022, y al repasar cómo terminará 2021, Guzmán estimó un Déficit Primario para el Sector Público Nacional no Financiero (SPNNF) de 4% PBI para el año en curso vs 4,2% originalmente proyectado en presupuesto 2021.

Esto se da, indicó Caamaño, a pesar de los mayores ingresos por Aporte Extraordinario (AP) que no estaban presupuestados y el ingreso extraordinario por altos precios soja que tampoco lo habían sido. Sin contabilizar el AP el rojo primario estimado para 2021 sería de -4,55%. El 2020 sin COVID era de -2,2%.

Respecto del gasto primario, el nivel estimado ahora para 2021 asciende a 22,5% del PBI vs 20% originalmente proyectado, remarcó Caamaño.

"El 2019 (pre-pandemia) era 18,5% y el 2020 sin COVID 20,8%. Por lo tanto, hay un reconocimiento de un sesgo fiscal expansivo que no había sido originalmente proyectado", sostuvo Caamaño.

Por el lado de los ingresos tributarios y los aportes de la Seguridad Social no se observa una subestimación de similar magnitud, afirmó Caamaño, y agregó que la nueva estimación para esos dos rubros es de 16,9% del PBI vs el 17% originalmente proyectado. Lo que viene a salvar el día son los 0,55% de Aporte originalmente no presupuestados.

El PIB nominal, producto de la subestimación de la inflación, y en menor medida, del ritmo de recuperación, es mucho mayor del originalmente proyectado, explicó.

"Igualmente, si se observa la ejecución de los primeros 7 meses, las nuevas estimaciones nominales para 2021 en lo que se refiere a inflación, gasto primario y componentes y resultado primario están cortas de margen", advirtió Caamaño.

El experto concluyó que "el Presupuesto reconoce que 2021 no es un año de ajuste fiscal, es un año de normalización actividad, gasto y recaudación en la salida de la pandemia, con un sesgo fiscal expansivo fuerte en el segundo semestre y fuerte alza en el gasto por subsidios".

El gasto debería aumentar 10% en los últimos cinco meses del año para cumplir las previsiones de Guzmán
El gasto debería aumentar 10% en los últimos cinco meses del año para cumplir las previsiones de Guzmán

El límite para aumentar el gasto

Por su parte, la consultora Iaraf consideró que el déficit primario 2021 esperado por el Gobierno es de 4% del PBI. Para lograrlo el gasto primario tiene que pasar de caer 8% en los primeros 7 meses a subir un 10% real en los últimos 5 meses. Para 2022 el gobierno espera bajar el déficit al 3,3% del PBI.

El Sector Público Nacional No Financiero, que es el consolidado de la Administración Nacional, los organismos descentralizados, fondos fiduciarios y otros entes como empresas públicas) cerraría el año 2021 con un déficit primario de 4% del PBI.

La mejora fiscal respecto al déficit récord de 2020 se alcanzaría porque el gasto primario caería al cierre de 2021 unos 1,5 puntos porcentuales del PBI, al mismo tiempo que los recursos del SPN aumentarían este año 0,9 puntos porcentuales, en comparación con 2020, aseguró Iaraf.

Respecto al gasto, se apreciaría una caída en términos del PBI en sus principales rubros, remarcó Iaraf, y enumeró lo que sigue:

• Las transferencias corrientes caerían 2,3 puntos porcentuales del PBI respecto a su valor de 2020 que lógicamente incluía el grueso del gasto asociado al COVID en aquél año.

• Los gastos en Seguridad Social terminarían cediendo 1 punto porcentual del producto respecto a 2020.

• El otro rubro que muestra reducción respecto al año pasado son los intereses de la deuda, que resultarían inferiores en 0,7 puntos porcentuales del PBI.

El principal incremento del gasto al cierre de 2021 lo anotaría el gasto en capital (obra pública) que, según el proyecto de presupuesto, aceleraría fuertemente la ejecución al final del 202.

Tendría que cerrar el año ejecutando gastos destinados a este rubro por 1,3 puntos porcentuales del PBI más que en 2020.

Teniendo en cuenta la ejecución hasta julio, casi todo este aumento debiera registrarse en los últimos 5 meses del año.

"De ocurrir el cierre anual presupuestado para 2021, para algunos rubros debiera apreciarse una importante aceleración en los últimos cinco meses", señaló Iaraf.

El gasto en personal en los últimos 5 meses del año debiera mostrar un crecimiento del 29% real, y el gasto en bienes y servicios casi duplicarse en términos reales, ejemplificó.

El caso más notable es el del gasto de capital, que vino creciendo entre enero y julio a un 55% real contra igual periodo del 2020, pero en los últimos 5 meses del 2021 tendría que crecer al 224% real para cumplir la pauta presupuestaria, remarcó.

Por el lado de los recursos del SPN, el aumento señalado respecto a 2020 vendría de la mano de los ingresos tributarios (1 punto porcentual del PBI), empujados por los recursos del comercio exterior, y por 0,4 puntos porcentuales del PBI, provenientes de los "No tributarios", entre los que sobresale el Aporte Solidario.

Los aportes y contribuciones de la seguridad social terminarían apenas por debajo de 2020 en porcentaje del PBI, mientras que las rentas de la propiedad repetirían su importancia respecto al año pasado.

Sin embargo, subrayó Iaraf no se registran en estos rubros "sobre la línea", los ingresos por Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI, que ingresaron este año por u$s4.354 millones, 20% de los cuales ya fueron a reforzar reservas del Banco Central ante la fuga de divisas.