Cactus San Pedro: qué efectos tiene en el cuerpo y cuáles propiedades se le atribuyen

Cactus San Pedro: qué efectos tiene en el cuerpo y cuáles propiedades se le atribuyen
El Cactus de San Pedro es nativo de la cordillera de Los Andes. Crece entre los 1.000 y 3.000 metros de altura, a muy bajas temperaturas
Por iProfesional
28.03.2021 18.14hs Health & Tech

El cactus de San Pedro, conocido científicamente como Echinopsis Pachanoi o Trichocereus Pachanoi, es una planta de la familia de las cactáceas.

Se trata de un cactus nativo de la cordillera andina, por lo que su habitat está en altitudes entre los 1.000 y hasta los 3.000 metros, donde las temperaturas suelen ser muy bajas, sobre todo durante la noche.

Originario de Bolivia, Perú y Ecuador, el cactus San Pedro estuvo siempre presente en las vidas de las tribus que habitaron la zona. Actualmente, su uso y cultivo se ha extendido y se puede encontrar en otras partes del mundo, dado que también se puede cultivar en maceta y tener en el hogar.

Más allá de las propiedades alucinógenas que tiene el cactus San Pedro, se trata de una planta a la que se le atribuyen otros usos y propiedades, por lo que también se cultiva por esos motivos.

El cactus San Pedro también tiene otros nombres, de acuerdo a la cultura que lo mencione. También es conocido como Wachuma, Huachuma, Agua colla, Gigantón, Sanpedrillo, Olala, Huando hermosa, Huando, Huacuma, Curi, Cardo, Cactus Real, Agua-collo, Huachuma, Gigantón, Símora, San Pedrillo, Huando hermoso, Huachumo, Cuchuma, Cimora blanca, Cimarrón, Cardon, Andachuma, Cardón santos, San Pedro, Cactus de San Pedro, Achuma, Aguacollaetc.

El cactus San Pedro crece en climas áridos y necesita poca agua
El cactus San Pedro crece en climas áridos y necesita poca agua

¿Por qué el cactus San Pedro se llama así?

Para entender por qué el cactus San Pedro se llama de esa manera es necesario hacer un poco de historia.

El Echinopsis Pachanoi es conocido en Sudamérica desde al menos dos mil años. De hecho, ya en épocas precolombinas, el cactus San Pedro se utilizaba en todos los ritos de los chamanes de las tribus de aquel momento.

Se trata de una planta que se creía que tenía propiedades mágicas o divinas, por lo que su cultivo estaba en manos de los chamanes de las tribus y se conocía como "achuma o wachuma".

Desde aquel momento, entonces, el cactus San Pedro fue utilizado por los pueblos andinos en sus ceremonias religiosas por sus propiedades alucinógenas, que se deben a los alcaloides que contiene, especialmente la mescalina.​

El nombre de cactus San Pedro llega por el lado de ese uso de la planta, ya que por sus propiedades alucinógenas, se suponía que permitía conectar a los humanos con el más allá y con los Dioses, donde San Pedro disponía de las llaves del cielo. Claro que este nombre llegó de la mano de los conquistadores y de la religión cristiana.

El cactus San Pedro se llama así porque es
El cactus San Pedro se llama así porque es "la planta de los dioses"

¿Cómo es el cactus San Pedro?

El cactus de San Pedro es una planta columnar, muy ramificada y con tallo de color verde. Se trata de una especie que puede crecer 6 metros o más.

Las flores nacen cerca de la parte alta de los tallos, se abren de noche, son de color blanco y miden unos 20 centímetros. Su ciclo de vida es breve ya que suelen durar uno o dos días. Luego, las flores del cactus San Pedro se marchitan y caen.

Los frutos son comestibles, de color verde oscuro y de unos 5 a 6 cm de largo.

Por la presencia de alcaloides (mescalina), tanto los frutos como el propio cactus San Pedro en sí, tienen propiedades alucinógenas al ingerirlos.

Entre sus efectos, pueden provocar la aceleración del ritmo cardíaco y dilatación en las pupilas. Es importante tener en cuenta que se desaconseja su consumo, sobre todo cuando se desconocen los efectos que el cactus San Pedro puede tener en el cuerpo de cada persona.

Es un cactus de tipo arbustivo con ramas erectas desde la base. Los tallos son de forma cilíndrica, color verde oscuro de 5 m de largo y 8-15 cm de diámetro.

¿Cómo cultivar el cactus San Pedro?

El cactus San Pedro es espinoso, de crecimiento rápido, pero que se puede tener en maceta toda su vida, ya que tiene raíces superficiales y su tallo no mide más de 30 cm de grosor.

Es importante tener en cuenta que el cactus de San Pedro no soporta bien las heladas. Lo ideal es que la temperatura ambiente permanezca por encima de los 3-5ºC, ya que de lo contrario, el cactus San Pedro podría tener problemas para crecer bien o incluso llegar a morir.

El cactus San Pedro se puede cultivar en maceta
El cactus San Pedro se puede cultivar en maceta

El cactus de San Pedro es de fácil cultivo. Su hábitat natural es la montaña, es decir que sobrevive y se desarrolla a grandes alturas y con abundante lluvia, de modo que soporta temperaturas inferiores a las que resisten otros cactus.

Suele crecer por término medio, unos 50 cm al año.​ El cactus San Pedro sufre del ataque de los hongos si se lo riega en exceso, por lo que necesita que su suelo esté bien drenado. En la naturaleza esto se da de manera espontánea, pero cuando se cría en maceta se debe tener en cuenta este aspecto.

Aunque el cactus San Pedro disfruta del sol directo, puede llegar a presentar quemaduras puntualmente, sobre todo cuando está sobreexpuesto y en épocas de poca lluvia.

Para ello, lo mejor es que quede en semisombra durante el verano, sobre todo en zonas de mucho calor. Si se tiene en el interior, el cactus San Pedro necesita luz brillante y algo de sol directo.

Durante los meses de invierno, se debe colocar en un lugar luminoso y fresco y se lo debe dejar entrar en estado de latencia invernal. A su vez, el cactus San Pedro necesita buena ventilación.

¿Como regar y abonar el cactus San Pedro?

Como todos los cactus en general, el cactus San Pedro no se debe regar en exceso. Lo normal es regarlo solamente cuando el sustrato, es decir la tierra, esté seco.

En invierno, apenas se debe regar una vez al mes, mientras que en verano se aconseja hacerlo una vez a la semana.

Debe tener un sustrato rico, turba negra + perlita o algún preparado comercial al efecto, compuesto estándar y siempre, que tenga un buen drenaje.

Los ejemplares adultos necesitarán de cierta cantidad de arcilla en el sustrato. En este sentido, es importante mencionar que si se quiere cultivar el cactus San Pedro se debe consultar con un especialista para conocer las características y las necesidades que tiene.

Qué plagas y enfermedades puede sufrir el cactus San Pedro

El cactus San Pedro, al igual que muchos ejemplares similares, tiene predisposición a sufrir enfermedades de tipo fúngico, es decir, ataques de hongos. Esto suele suceder cuando el cactus San Pedro se riega en exceso y se mantiene húmedo el sustrato de base. Nuevamente, se debe considerar que el buen drenaje es la clave para evitar este tipo de problemas en el cactus San Pedro.

Sin embargo, el cactus San Pedro puntualmente no es de los más sensibles al ataque de hongos por excesiva humedad. En general, tienden a tener puntos podridos negros, a menos que el riego sea moderado y solo en climas cálidos. Si se mantienen húmedos durante los períodos fríos, sufrirán invariablemente.

El cactus puede sufrir algunas enfermedades, sobre todo si se riega en exceso y no tiene buen drenaje
El cactus puede sufrir algunas enfermedades, sobre todo si se riega en exceso y no tiene buen drenaje

¿Cuáles son los usos del cactus San Pedro?

El uso más típico del cactus San Pedro es medicinal. La medicina indígena tradicional, la que empleaban las tribus que vivían en zonas andinas, se valía del cactus San Pedro para algunas de sus terapias.

En este sentido, han hallado vestigios en estudios arqueológicos, que llevan a 2.000 años atrás.

En las civilizaciones andinas, aparece la utilización de plantas con propiedades alucinógenas -entre ellas el cactus San Pedro- por la presencia de enteógenos.

¿Qué son los enteógenos?

Un enteógeno es una sustancia vegetal o preparado de sustancias vegetales que, cuando se ingiere, provoca un estado modificado de conciencia usado en un contexto principalmente religioso, ritualístico, chamánico o Espíritual. No descartando su uso recreacional o médico.

Estos son, sustancias vegetales o un preparado de las mismas, con propiedades psicotrópicas, que al ingerirlas provocan una modificación de la conciencia.

El cactus San Pedro se emplea en contextos espirituales, en rituales, y lo suelen manejar los chamanes de los pueblos o tribus precolombinas.

Además, el cactus San Pedro tiene usos recreativos, lúdicos, higiénicos, sanitarios o médicos. ​

Era utilizado por los pueblos originarios nativos en sus ritos espirituales por sus propiedades enteógenas, debido a la gran cantidad de alcaloides que tiene, especialmente la mescalina, tal como ya se ha mencionado.​

Con el cactus San Pedro, se preparaba una bebida llamada "aguacoya"," o "cimora", que generalmente se mezclaba con otras plantas enteógenas para potenciar el efecto alucinógeno.

Los usos medicinales, sanitarios e higiénicos que presenta el cactus San Pedro son los siguientes:

El tallo en cocción se suele emplear para friccionar y lavar la cabeza, se estima que además mantiene el color y suaviza el cabello. A su vez, el tallo fresco y limpio se le saca el mucílago y se emplea para lavar el cabello o para friccionar el cuero cabelludo.

En el caso de la caspa, con el tallo pelado, cortado o licuado y remojado en agua fría, se puede usar para mejorar esta afección.

El tallo limpio de espinas, cortado o raspado se coloca en un frasco para dejarlo fermentar. De esa preparación hecha con el cactus San Pedro se obtiene un producto que se suele usar para lavarse el cabello, de modo que se sustituye el shampoo por una alternativa más amigable con el ambiente.

Muchas culturas creen que el tallo limpio y cortado en rodajas puede ayudar a aliviar el dolor de cabeza. 

Como antimicótico, los tallos molidos se pueden aplicar sobre la parte afectada, de la misma manera que sucede con las pomadas que se usan con este objetivo.

El cactus San Pedro, según se cree, tiene algunos usos medicinales
El cactus San Pedro, según se cree, tiene algunos usos medicinales

Consideraciones que se deben tener sobre el cactus San Pedro

Los alucinógenos, también conocidos como psicodélicos, se utilizaron originalmente en los rituales de los pueblos originarios.

El consumo del cactus San Pedro está actualmente mucho más extendido y, en general, en bajas concentraciones estos compuestos producen síntomas que alteran la percepción, los sentimientos, los pensamientos y el estado de ánimo. De todos modos, como ya se mencionó, se desaconseja consumir el cactus San Pedro de manera descontrolada, dado que podría provocar síntomas distintos en cada persona y podría ser una experiencia desagradable.

Cabe recordar que las sustancias alucinógenas se hicieron muy populares en los años '60 y '70. En aquel momento, las preocupaciones legales y la extensión masiva que habían tenido estas sustancias condujeron a su prohibición. 

La mescalina es un alcaloide natural que se ha utilizado durante milenios en rituales religiosos, debido a sus propiedades psicodélicas y con fines medicinales por los nativos americanos.

Esta es la fórmula de la mescalina, un alucinógeno que se encuentra en el cactus San Pedro
Esta es la fórmula de la mescalina, un alucinógeno que se encuentra en el cactus San Pedro

Similar a varios otros alucinógenos y luego de la validación por investigación preclínica y varios ensayos clínicos piloto, la mescalina se ha declarado útil para el tratamiento de la depresión, ansiedad, dolor de cabeza, trastorno obsesivo compulsivo y adicción a ciertas sustancias, como el etanol.

Su estado actual, como sustancia controlada, limita la disponibilidad del medicamento para los investigadores y en virtud de esto, se han realizado muy pocos estudios sobre la actividad y los posibles efectos terapéuticos de la mescalina en humanos desde principios de la década de 1970.

Estas son las creencias populares sobre el cactus San Pedro

Además de los efectos que tiene el cactus San Pedro y sus sustancias en el cuerpo y la mente, hay algunas creencias en torno a esta planta. 

Según algunas culturas, cuando se planta en maceta sirve para proteger el hogar, ya que es considerado como un guardián que avisa de la llegada de extraños.

Se cree, además, que el cactus San Pedro es protector frente a cualquier cosa, ya que "todo llega a la espina y no a la persona".

A su vez, algunas culturas creen que el cactus San Pedro protege de los malos espíritus y trae la buena suerte a la casa y a la familia.

Por último, se cree que el cactus San Pedro con un tallo de 7 costillas es el mejor, de modo que es el más buscado y el que tiene mayor precio.