Pese a la crisis política, los mercados compraron la idea de que seguirá la racionalidad económica

Pese a la crisis política, los mercados compraron la idea de que seguirá la racionalidad económica
Los bonos quedaron levemente en negativo pero las acciones volvieron a repuntar. No hay indicios de que la crisis política se transfiera al mercado
Por Leandro Gabin
16.09.2021 23.42hs Finanzas

Los mercados "compraron" la idea de que de esta crisis política y de gobernabilidad, la racionalidad económica va a mantenerse. A pesar de la incertidumbre que se mantiene, los activos argentinos están lejos de desplomarse y deambulan expectantes al desenlace. Las acciones repuntaron después de la caída del miércoles y los bonos quedaron levemente en negativo luego de haber estado al alza el día en el que se desató la crisis. O sea, acá no ha pasado nada. 

La idea de los inversores es que el hecho de que Alberto Fernández "resista" a las presiones de Cristina Kirchner para generar un giro más heterodoxo y fiscalmente expansivo (quizás. menos amigable con el FMI), resulta un hecho positivo. Básicamente, que el presidente no se haya dejado pasar por encima de los deseos de CFK cae bien en el mundo inversor. 

Martín Guzmán se mantiene en su puesto a pesar las tensiones políticas
Martín Guzmán se mantiene en su puesto a pesar las tensiones políticas que buscan alejarlo

Optimismo por la "resistencia"

"Los eventos de las últimas 48 horas son positivos porque aclaran el panorama.Ya los acechos políticos y las peleas por el balance de poder después de la PASO están a la vista. Se sacaron la careta. Drivers futuros son Noviembre y el FMI. Estoy más optimista que el lunes por la mañana", señaló Marcelo Blanco, ex presidente del Deutsche Bank en la Argentina y otrora funcionario de finanzas bajo parte de la administración de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires.  

Otro ex funcionario del macrismo como Luis "Toto" Caputo había advertido algo similar en su cuenta de Twitter. "La duda de muchos era si post elecciones el gobierno se radicalizaba o no. Me parece que la señal que tratan de dar es clara y apunta a despejar esa duda", afirmó el titular de Anker Latinoamérica. 

Y los precios de los activos acompañaron. En este contexto, el S&P Merval subió 1,59% negociando $3.877 millones en renta variable, destacándose la performance de Central Puerto (+6,98%) y Edenor (+6,23%).  

Por el lado de los bonos, si bien recuperaron parte de las pérdidas de la mañana, cayeron 20 centavos en promedio a lo largo de la curva a medida que los inversores van digiriendo las noticias políticas minuto a minuto. Los emitidos en dólares cedieron entre 0,40% y 0,70% (como el Global 2030). Los bonos en pesos ajustables por CER volvieron a operar ofrecidos en todos sus vencimientos, con bajas promedio de 0,75%. Por su parte, la deuda soberana dollar-linked estuvo demandada, subiendo 0,25% el T2V1 y 0,55% el TV22. 

Los bancos de inversión buscan respuestas acerca de lo que viene en la Argentina
Los bancos de inversión buscan respuestas acerca de lo que viene en la Argentina

Incertidumbre política

A pesar de la incertidumbre política, el Tesoro captó $21.900 millones en la licitación de Letras. Se tomaron $7.400 millones en la Lede de enero 2022 a una tasa del 40,48%, $3.000 millones en la Lecer de abril 2022 al 3,48% y $11.500 millones en la Lecer de julio al 4,01%. 

El Ministerio de Economía subrayó que, de esa forma, logró un ratio de roll-ver del 117% en lo que va del año y 105% en lo que va del mes. "Los vencimientos de deuda pública acumulados hasta el próximo 27 de septiembre totalizaron $14.162 millones por lo que el resultado de esta licitación los cubre en su totalidad, por lo que la tasa de refinanciamiento del mes de septiembre alcanza al 105%", agregó. 

Pedro Siaba Serrate, estratega de Renta Fija de PPI, afirmó que el mercado empezó a tomar nota sobre los efectos que las PASO podrían tener hacia adelante, surgiendo dos escenarios. A largo plazo, visto desde el mercado (y los precios) la perspectiva parece ser más optimista, ya que implicaría una moderación en las políticas económicas e incluso, un eventual cambio de la administración. 

"No obstante, a corto plazo, está la sensación de que el Gobierno querrá revertir el resultado electoral, aumentando el gasto público e incrementando la emisión monetaria, lo que terminaría impactando más todavía en la inflación y la brecha cambiaria. A todo esto, además, se sumó la ola de renuncias de los ministros alineados con el ala más dura del kirchnerismo, lo que genera más incertidumbre, a pesar de que Alberto Fernández está intentando poner paños fríos sobre la situación", explica. 

"En este contexto, el mercado permanece expectante, en wait & see. Aunque está la idea de que el gobierno pisará el acelerador del gasto primario, y la gran duda aquí es cómo se financiará, en momentos en el cual el mercado doméstico pareciera estar ahogado", agrega. 

Por ahora las miradas están puestas en la política. Los bancos de inversión buscan respuestas en los politólogos locales. XP Investments, por ejemplo, contrató a Lucas Romero de Synopsis para que le explique a sus clientes qué está pasando en la Argentina. Tarea titánica. Por ahora se dice que hay incentivos para que la "sangre no llegue al río". Una ruptura total no le conviene a Alberto ni a Cristina. Se verá: por ahora los mercados esperan respuestas. 

Temas relacionados