Por la suba de precios, el mercado de futuros de soja argentino ya es el segundo a nivel mundial

Por la suba de precios, el mercado de futuros de soja argentino ya es el segundo a nivel mundial
La cotización supera los 600 dólares para la soja y los u$s300 para el maíz. Ambos están cerca de alcanzar su máximo histórico en el mercado de Chicago
Por iProfesional
12.05.2021 12.58hs Finanzas

Con una cotización que supera los 600 dólares para la soja y los 300 dólares para el maíz, ambos granos están cerca de alcanzar su máximo histórico en el mercado de Chicago.

Y eso ha derivado en que se multiplique la negociación de contratos vinculados a estos productos en el mercado de futuros argentino, Matba-Rofex.

 "Motivado en particular por la volatilidad registrada en los precios de la soja, Matba-Rofex alcanzó en abril un récord de contratos agropecuarios en todas sus variantes. El volumen negociado fue de 6,8 millones de toneladas durante el último mes, acumulando 22 millones de toneladas en lo que va del año", comunicó la entidad.

Y añadió: "Por su parte, las posiciones abiertas se ubicaron en un promedio de siete millones de toneladas, mientras que el volumen diario también alcanzó su pico, llegando a las 524.000 toneladas en las últimas ruedas de abril".

Haga clic aquí para leer el informe completo

En lo que respecta a la soja, la posición abierta superó las 4 millones de toneladas, con un récord de 4,5 millones el 21 de abril pasado.

Así, Matba-Rofex se convirtió en el segundo mercado de futuros de la soja más grande del mundo, solo por detrás de Chicago y posicionándose por encima del mercado chino Dalian.

En lo que respecta a maíz, los futuros y opciones en abril alcanzaron un volumen de 2,2 millones de toneladas, con una expansión interanual del 86,5 por ciento, y también marcando un récord.

En este caso, "Matba Rofex comparte el tercer puesto global, acercándose a los volúmenes de Euronext, y por detrás del Chicago Mercantil Exchange y Dalian", indicó la entidad.

¿Cómo invertir en soja sin saber de campo?

La soja se encuentra de nuevo en boca de todos, por la importante suba que ha experimentado su precio en los últimos días, que ya se acerca al récord histórico.

Por ende, muchos ahorristas no quieren perderse esta oportunidad, y buscan saber cómo sacar provecho de esta situación a través de alguna inversión vinculada.

Motivos no les falta, porque la tonelada de soja llegó a inicios de mayo a acercarse a los u$s580, una cotización que se aproxima al máximo registrado en septiembre de 2012, cuando alcanzó los 650 dólares.

Un valor muy seductor, que lleva a los expertos consultados por iProfesional a la cautela, debido a que la oleaginosa "se encuentra en un nivel muy alto", advierte el analista especializado en agro Salvador Di Stefano.

Más allá de esto, el atractivo por la soja está presente, y hay diversas alternativas para cubrirse en este boom agrícola, de maneras más directas o indirectas, tanto desde Argentina como desde Estados Unidos.

Entre ellas se encuentran acciones y Cedears, que están vinculadas de distintas maneras a este cultivo. También fondos comunes de inversión, ETF y futuros, que se utilizan también para ganar cobertura, ante un cambio repentino en el valor de este commodity, para los distintos ahorristas.

Acciones y Cedears

Una de las formas de posicionarse en soja, es a través de la compra de acciones de empresas vinculadas con la explotación agrícola o negocios apalancados a ella.

Uno de los papeles favoritos que está reflejando esto es Cresud, una de las más importantes empresas agropecuarias de la Argentina, con gran cantidad de tierras en el país y en Brasil. De hecho, es la única en su sector que cotiza tanto en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires como en el Nasdaq de los Estados Unidos.

De hecho, esta acción líder del Merval es la que más escala en el año, al subir su precio 39% en el acumulado del 2021.

"Lo más relacionado que tenemos a la soja es Cresud, que tiene un 35% del negocio vinculado al comercio a granel, y de esta proporción la soja y el maíz, que están en valores máximos históricos, son los que más ponderan", resume a iProfesional Mauro Mazza, portfolio manager de Bull Market.

El alza en el precio de la soja posibilita comprar activos que están vinculado a este commodity de forma directa e indirecta.
El alza en el precio de la soja posibilita comprar activos que están vinculado a este commodity de forma directa e indirecta.

Entre las recomendaciones, también está el Cedear de AdecoAgro, que se dedica más al negocio del etanol y los derivados del maíz, que junto con la soja son la principal producción de Argentina.

"Es muy elástico el etanol a los precios del maíz, y esto lo hace a AdecoAgro un ganador directo de la suba de precios", detalla Mazza.

Cabe recordar que los Certificados de Depósitos Argentinos (Cedears), son los papeles que replican, en pesos, el comportamiento de las acciones de empresas importantes que cotizan en dólares en Estados Unidos.

En el caso de AdecoAgro, es una empresa Argentina que no cotiza localmente, pero sí lo hace en Nueva York.

Más allá de estas propuestas, Mazza afirma que "nuestra empresa preferida por el impacto de la suba de la soja es Agrometal, que el mercado recién ahora comienza a darse cuenta de su potencial, y será la Morixe de 2021", refiriéndose a la firma "estrella" del año pasado, que saltó un acumulado de alrededor de 250% sólo en ese período.

Agrometal tiene como actividad principal la fabricación de maquinaria agrícola de roturación y siembra, sus acciones cotizan en el Panel General y en todo el 2021 sube de precio alrededor del 29%.

"Es una empresa que permite el canje de maquinaria por porotos de soja. Si estos mejoraron el poder de compra del productor un 35% a tipo de cambio oficial, y la maquinaria se vende al dólar oficial, tenemos un shock de poder de compra de los productores para con las sembradoras, que es donde más atraso tecnológico existe", menciona Mazza.

Como dato a considerar, este analista resalta que Agrometal tiene el 25% del mercado de sembradoras directas, que "son las más usadas del campo argentino para la cosecha gruesa, y eso le da un potencial excepcional".

Además, esta compañía tiene la particularidad de tener "toda su producción vendida hasta junio, incluso sin haberse celebrado la Expo Agro, que se espera que se realice este año, por la pandemia, en octubre", dice Mazza.

A tener en cuenta, se considera que la Expo Agro es la "principal pasarela para las empresas locales en venta de productos, porque se realizan con promociones de financiamiento que hacen los bancos públicos, principalmente".

Incluso, se considera que Agrometal "tendrá mucho vendido hasta, incluso, entrado 2022", finaliza Mazza.

Desde Invertir en Bolsa (IEB), también se inclinan por las acciones de Cresud y de Agrometal.

Fondo de inversión

Un modo de apostar por la soja es a través de fondos comunes de inversión, que es un instrumento administrado por profesionales, que realiza una cartera en base a un mix de distintos instrumentos bursátiles.

"No hay muchos fondos de este estilo, y el Fondo Premier Commodities Agrarios de Supervielle es una muy buena opción. Tiene mucho foco en el valor de la soja, ya que el 70% del fondo, en este momento, son, justamente, activos relacionados a la soja, tales como futuros de este cultivo, entre otros", indica José Ignacio Bano, gerente de Research en invertirOnline.

Y agrega: "El resto de este fondo tiene commodities, es decir, renta variable. Hay algunos Cedears de empresas relacionadas al petróleo, y otros componentes más. Pero principalmente es la soja, por eso es un instrumento bastante directo como opción local".

En este instrumento doméstico, en pesos, no hay mínimo de permanencia y se puede empezar con tan sólo $100 como inversión inicial, informa el experto.

Diversos activos, que se pueden comprar en Argentina y Estados Unidos, siguen el incremento de las materias primas, como la soja.
Diversos activos, que se pueden comprar en Argentina y Estados Unidos, siguen el incremento de las materias primas, como la soja.

ETF

La primera opción de inversión en soja, para Bano, proviene de Estados Unidos, ya que, a su criterio, es el modo "más directo", y es a través de los ETF.

Los ETF (Exchange Trade Fund) son fondos cotizados que siguen a determinado tipo de sector o producto. Este instrumento mezcla dos mundos diferentes: el de los fondos de inversión y el de las acciones.

"Hay un ETF, que el ticker es SOYB, que justamente lo que hace es replicar el valor de la soja, irradiando contratos del futuro de la soja. No tiene muchas restricciones, y para invertir en Estados Unidos, se puede activar la cuenta de inversión en el exterior desde sólo u$s1000, como por ejemplo desde invertirOnline", dice Bano.

Lo único que se debe hacer para acceder a este ETF es tener una cuenta de inversión en el bróker seleccionado, que se abre de manera 100% online, en pocos pasos y sin costo de apertura ni mantenimiento.

"Luego, se activa la cuenta Estados Unidos a través de la operación de dólar contado con liquidación (CCL). Esto consiste en comprar un bono, como el AL30 en pesos y venderlo en especie "C" (AL30C) en dólares. Una vez completada la operatoria, ya tendrán los dólares disponibles para empezar a operar en el mercado más grande del mundo", aconseja Bano.

Como todo ETF, cotiza diariamente, y se puede cerrar posición cuando se desee. "Esta opción es la más sencilla y directa en mi opinión, para invertir en soja", concluye Bano.

Futuros

A nivel local, se puede invertir de forma más accesible y generar cobertura en soja a través de futuros del Matba-Rofex.

"Se compra o vende el futuro dependiendo qué es lo que necesite el cliente. En un caso meramente financiero y especulativo, se compra el futuro de soja a determinada cantidad de dinero a un vencimiento estimado, como por ejemplo noviembre. Entonces, hasta el día del vencimiento, si el precio de la soja sube, generalmente el futuro lo replica", explica Agustín Bonifacio, agente productor de Invertir en Bolsa (IEB).

Por lo que se generaría un ingreso en la cuenta del cliente todos los días que suceda esto. Caso contrario, se generaría un egreso de la cuenta del mismo.

En el caso que el cliente tenga campo y posea ciertas toneladas de soja reales, "lo que puede hacer es una venta del futuro por cobertura, ya que en este caso no sería especulativo", aclara Bonifacio.

Y completa su idea: "Ahí lo que se hace es vender el futuro a, por ejemplo, noviembre, porque al cliente ya ese precio le cierra la ecuación porque cubre gastos y obtiene ganancia. En cambio, si la soja baja de precio, el cliente estaría ganando con el futuro, ya que le ingresaría el dinero por esta diferencia que obtuvo".

Es decir, al igual que en el caso anterior, tiene ingresos y egresos diarios, pero solamente le debe importar la diferencia al vencimiento del futuro, ya que no cerrará el contrato con anticipación.

"En caso contrario, si la soja sube de precio, al haber vendido el futuro, todo el incremento que se produzca le va a generar una pérdida. Pero si es un productor, al tener la soja física en su poder, ésta también aumentaría de valor. Por lo que esa pérdida de dinero por el futuro se vería neteada con la venta de la soja real en el mercado agropecuario. En resumen, estaría vendiendo la soja al precio neto del futuro", concluye Bonifacio a iProfesional.-

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ