¿Querés empezar a operar en la Bolsa? Esto es todo lo que hay que saber

¿Querés empezar a operar en la Bolsa? Esto es todo lo que hay que saber
Para comenzar a operar en el mundo de las inversiones es necesario tener en cuenta algunos detalles para evitar tener que pagar elevados costos
Por Ruben Ramallo
02.04.2021 14.09hs Finanzas

Comprar y vender acciones, bonos, ONs o CEDEARs es una tarea muy sencilla y hoy se puede concretar a través de cualquier plataforma habilitada para ello.  Pero no siempre el potencial inversor conoce algunos detalles que debe tener en cuenta al momento de ingresar en este mercado.

Es por ello que es conveniente repasar algunas cuestiones que pueden aportar claridad y responder las preguntas más frecuentes al respecto.

En primer lugar, y aunque parezca elemental, conviene decir que para operar en la Bolsa se requiere contar con una cuenta bancaria, ya que todas las operaciones que se realicen deben realizarse con fondos "bancarizados". Es decir que no se aceptan pagos ni cobros en efectivo o con cheques.

Por otra parte, es necesario contar con una "cuenta comitente" o de "custodia" abierta a nombre del titular de la cuenta bancaria, ya sea en el mismo banco o en una sociedad de bolsa, que en la actualidad se denomina ALYC o Agentes de Liquidación y Compensación.

Para operar en la Bolsa tenés que contar con fondos bancarizados y una cuenta comitente
Para operar en la Bolsa tenés que contar con fondos bancarizados y una cuenta comitente

Estos tienen que estar registrados ante la Comisión Nacional de Valores (CNV), que es el organismo que es encarga de regular a los mercados de capitales.

Si se opta por operar con el banco en el que se es cliente prácticamente todas las operaciones se realizan por homebanking, entrando en la sección correspondiente.

En cambio, si se elige hacerlo a través de una ALYC el paso previo es, una vez abierta la cuenta en el mismo, lo cual se hace de manera muy sencilla, pues todo se concreta en forma digital, es hacer una transferencia a la misma a nombre del titular y luego elegir que tipo de operación se quiere hacer.

Ahora bien, la pregunta más frecuente es ¿cuál es la mejor sociedad de Bolsa para operar?

En primer lugar, lo ideal es consultar la página web de Bolsas y Mercados de Argentina (BYMA) en la que están registrados todos los brokers autorizados para

Cumplido este paso, deben tenerse en cuenta algunas cuestiones como las siguientes:

Tal vez lo más trascendente es evaluar la trayectoria, pues la reputación del broker se construye en base a la forma en que viene desarrollando su actividad a lo largo de los años. En tal sentido, una señal clave puede ser la forma en que una sociedad ha ido atravesando los diferentes ciclos del mercado. En tal sentido, siempre es preferible elegir alguna con dilatada trayectoria a un broker poco transparente o con escasos antecedentes.

A lo anterior se le suma, casi en paralelo su solvencia, es decir su capacidad de reacción ante el surgimiento de problemas, tanto sistémicos como individuales.

Para alejar las dudas sobre las formas en que el bróker administra los fondos de sus clientes se puede consultar el Portal Único de Contacto (PUC) en el que está a disposición de los interesados sus respectivas tenencias así como otros instrumentos en los que se haya invertirdo.

Pero eso no es todo, ya que en forma regular la Caja de Valores envía a los inversores un detalle de sus tenencias y movimientos. Esto es así ya que todas las tenencias están depositadas en forma virtual en ese organismo estatal, que también se encarga del pago de dividendos, suscripciones, etc.

Otro punto relevante es la agilidad operativa puesta a disposición por la ALYC a sus clientes. En la actualidad la mayoría de ellos cuentan con plataformas web y aplicaciones app que permiten operar prácticamente en tiempo real en forma amigable y sin depender de llamados telefónicos. Esto es clave para hacer más eficiente la operatoria, pues la velocidad de las transacciones es clave en momentos de alta volatilidad.

Incluso, en algunos casos se brinda la opción de operar mediante el denominado Direct Market Access (DMA), que permite operar en forma intradiaria.

Pero también existe la forma clásica, es decir emitir las órdenes a través de un ejecutivo de cuenta de la ALYC o del banco. Este servicio lo prestan aquellas entidades que privilegian el trato o asesoramiento personalizado.

La atención al cliente es precisamente uno de los puntos críticos a la hora de querer operar, ya que no siempre el cliente es atendido con la rapidez y eficiencia que requiere. En inversiones, el tiempo es dinero y perderlo no es nada grato. En tal sentido, se debe analizar con cuidado la política de relacionamiento del bróker que se elija. Puede ser uno que priorice la masividad u otro que adopte un enfoque más personalizado. Pero todo dependerá de los montos en juego.

Es necesario saber cuánto sobrará el Banco o sociedad de Bolsa para operar

Pero tal vez el aspecto más sensible es el de las comisiones. Se debe tener muy en claro que una sociedad de Bolsa o Banco va a cobrar por todas las operaciones que realice, ya sea de compra o de venta, asi como también por la custodia de los títulos.

Además, es importante saber que el monto fijo o la comisión que se aplique puede variar según el tipo de instrumento que se quiera operar.

En el caso de las acciones la comisión ronda entre el 0.5% y el 1.5%, mientras que para bonos suelen ser algo más bajas, aunque en muchos casos se aplica un monto fijo si la comisión es menor al mismo. Para evitar sorpresas, todos los brokers están obligados a informar en sus páginas web el listado de comisiones para operar, pero siempre existe la posibilidad de negociarlas en función de los montos en juego.

A las comisiones se les debe sumar el denominado Derecho de Mercado, que es diferencia según el tipo de instrumento del que se trate. En el caso de las acciones locales, es del 0,08% y se suma a la comisión.

En definitiva, estos son algunos de los pasos que se deben tener en cuenta al momento de elegir quien va a ser nuestro "socio" en el mundo bursátil.