Más artículos

"Feriado bancario" y depósitos: el mensaje de un banco que asesoró en el canje para tranquilizar a Wall Street

"Feriado bancario" y depósitos: el mensaje de un banco que asesoró en el canje para tranquilizar a Wall Street
Bank of America-Merrill Lynch dice que podría continuar la caída de depósitos en dólares pero que hay una "baja probabilidad" a problemas bancarios graves"
Por Leandro Gabin
29.09.2020 12.26hs Finanzas

En medio de las tensiones cambiarias, con una caída de reservas que se mantiene a pesar del "cepo al cepo" que aplicó el Banco Central y la salida de depósitos en dólares, aparecen algunos "aliados" del Gobierno que buscan llevarle tranquilidad a Wall Street. Mientras que sucede todo esto y los bonos de la deuda que emitió Martín Guzmán están siendo una "estafa" para los inversores porque se desplomen de precio, una entidad que asesoró a la Argentina en el canje trató de calmar las aguas. Bank of America-Merrill Lynch (BoFA), que trabajó codo a codo con el equipo económico hasta hace poco, publicó un paper optimista en medio de la crisis de confianza que atraviesan las políticas de Alberto Fernández. 

La entidad salió a recomendar bonos argentinos porque están ridículamente baratos y, a estos precios, tienen más para ganar que para seguir perdiendo. Una muestra de fe de los ex asesores de Guzmán. Pero claro, el banco se mete en el tema más urticante que está siendo la salida de dólares de las reservas y de las entidades financieras (ya se fueron u$s750 millones). 

 
BoFA dice que los bancos están muy líquidos antes el retiro de los depósitos en dólares
BoFA dice que los bancos están muy líquidos antes el retiro de los depósitos en dólares

Escenario extremo, con baja probabilidad

Entre los "catalizadores negativos" que enumera BoFA para alertar a sus clientes de realizar la riesgosa apuesta de comprar más bonos argentinos (los mismos que él mismo ayudó a colocar junto al Gobierno) aparece "una probabilidad relativamente baja" a que sucedan hechos similares a la crisis del 2001/2002 en los bancos. 

"Creemos que los riesgos extremos a la baja como los experimentados en el período 2001/2002, la aceleración de los retiros de dólares que desencadenan un feriado bancario, la inestabilidad política severa, la ruptura con el FMI o las protestas sociales fuera de control tienen una baja probabilidad", afirma. 

"Los catalizadores negativos más probables incluyen una nominación poco ortodoxa al Banco Central, controles de precios adicionales, fortalecimiento de las voces poco ortodoxas en el Gabinete, extensión de la congelación de los precios de la energía, aceleración de la salida de depósitos y una nueva fórmula de pensiones decepcionante", señala BoFA.

Y la entidad dice que "creemos que los problemas bancarios graves, como los experimentados en el período 2001/2002, tienen una probabilidad baja porque los bancos están en una posición relativamente más sólida en comparación con la crisis de 2001, con menos descalces cambiarios, índices de capital elevados y una liquidez sólida". 

"Mover depósitos al exterior o mantener efectivo son alternativas costosas. Aunque las salidas de depósitos podrían continuar durante algún tiempo, no esperamos que esto requiera un feriado bancario", advierte Bank of America. 

 
La entidad estadounidense no es optimista con las políticas económicas de Alberto Fernández
La entidad estadounidense no es optimista con las políticas económicas de Alberto Fernández

Comprar barato y luego esperar 

La entidad explica su recomendación de comprar más bonos de la Argentina (en la jerga, ponerse overweight) teniendo en cuenta que la "perspectiva macroeconómica y una postura de política muy negativas" ya parecen estar en gran medida incorporadas en los precios de los títulos y por eso debido a las bajas expectativas de los inversores. 

"No somos optimistas sobre los fundamentos económicos de Argentina, pero creemos que algunos catalizadores positivos podrían materializarse en los próximos meses en relación con un mayor deterioro que parece descontado. Los mercados globales han estado operando con un tono más fuerte en los últimos días, pero dado el potencial de mercados globales volátiles de fin de año, recomendamos comprar Argentina contra otros créditos de alto rendimiento", explica BoFA. 

Para la entidad, las expectativas de los inversores son tan bajas que podrían surgir sorpresas positivas de mejoras marginales en la política, muy probablemente en el contexto de un nuevo programa del FMI.

"Otros posibles catalizadores positivos son: la racionalización de los controles de capital corporativo, los acuerdos salariales, la fórmula de pensión razonable, el descongelamiento de los precios de la energía, la mejora de la pandemia y la consolidación del poder entre los miembros del gabinete más favorables al mercado", enumera, optimista, BoFA.