Más artículos
La tasa del plazo fijo subió 10 puntos: ¿conviene poner la plata en un banco?

La tasa del plazo fijo subió 10 puntos: ¿conviene poner la plata en un banco?

La tasa del plazo fijo subió 10 puntos: ¿conviene poner la plata en un banco?
El Banco Central fijó un rendimiento mínimo de 26,6% para los plazos fijos minoristas y las entidades tendrán que resignar rentabilidad para pagarlo
Por Melina Manfredi
18.04.2020 00.01hs Finanzas

Desde el próximo lunes, el rendimiento de los plazos fijos minoristas tendrá un salto de casi 10 puntos porcentuales, debido a que el Banco Central (BCRA) decidió fijar un piso para la remuneración por depósitos de hasta $1 millón. 

La norma establece que mínimo rendimiento será equivalente al 70% de la tasa de referencia. Como esta última está fijada en 38%, los ahorristas recibirán, al menos 26,6%

Esa tasa garantizada es la misma que tienen los plazos fijos UVA precancelables y que el cliente percibe cuando opta por rescatar su depósito a partir del día 30 y perder el ajuste por inflación. 

En febrero, cuando el Central relanzó los depósitos UVA, había establecido ese piso de tasa con la idea de que el ahorrista que precancelara se llevara un premio similar al que pagaba un depósito tradicional a 30 días. 

En aquel entonces, la tesis se constataba casi a la perfección: la tasa de referencia estaba en 48% y los plazos fijos tradicionales pagaban 33,1%, es decir, un 68,9% de la tasa de política monetaria. 

Sin embargo, la dinámica de las últimas semanas mostró todo lo contrario. Las remuneraciones de los plazos fijos se derrumbaron y varias entidades pagaban hoy menos de 20% por tomar depósitos a 30 días.

Desde el 19 de marzo ─un día antes de que se estableciera la cuarentena general obligatoria─ hasta hoy, las tasas minoristas perdieron más de 9 puntos porcentuales. Ese fenómeno llevó a los ahorristas a desarmar masivamente sus depósitos bancarios. 

Según las estadísticas del Central, la remuneración promedio para los plazos fijos minoristas cerró hoy en 17,5%, lo que representa una tasa mensual de 1,5%. Es decir que el rendimiento está por debajo de la inflación mensual, que no perfora el 2% desde hace varios años. 

En las últimas semanas, incluso, resultaba más conveniente tomar un plazo fijo UVA precancelable y retirarlo al día 30, antes que constituir un plazo fijo tradicional. Es que en la primera opción el ahorrista obtenía 26,6%, mientras en la segunda, el banco que más pagaba ofrecía 23%

Ahora, con una tasa mensual del 2,2%, los plazos fijos perderían contra la inflación, si se confirma que el dato de abril se ubicará por encima del 3,3% que arrojó el índice en marzo. 

Golpe a la rentabilidad

"En los bancos patalearon bastante por el piso de tasa", dijeron fuentes del Central. Lo cierto es que esta medida afecta a la rentabilidad de las entidades que, no obstante, no tienen otra opción que cumplir con la normativa. 

El mínimo a la tasa pasiva se suma a otras medidas que el BCRA tomó en las últimas semanas, con el objetivo de morigerar los efectos de la crisis desde el sistema financiero. 

En ese sentido, una de las normas más sobresalientes es la de los créditos al 24% para mipymes. Esa medida, junto con el piso de tasas establecido en 26,6% a los plazos fijos, es contraria al negocio habitual de los bancos, que ─en condiciones normales─ prestan a un costo mayor al que toman depósitos. De todos modos, en el sector financiero prefieren no quejarse públicamente y acompañar las medidas de crisis en este momento

Ese descalce entre tasas activas y pasivas se añade a las pérdidas que ya venían percibiendo las entidades luego de otras medidas del regulador. Entre ellas: 

  • La suspensión del cobro de comisiones por operaciones en cajeros automáticos y por cheques rechazados.
  • La prórroga de los vencimientos de tarjetas de crédito y recorte a 43% de la tasa a la que pueden refinanciar.
  • El diferimiento del pago de las cuotas de préstamos.
  • El desarme de Leliq y restricción en la cantidad que puede suscribir cada banco.
  • La baja de la tasa de referencia, que ya perdió 25 puntos porcentuales desde diciembre.
  • El congelamiento por 180 días todas las de tarjetas de crédito que rige desde febrero.

Según el último informe sobre bancos elaborado por el BCRA ─que todavía no muestra el efecto completo de estas medidas porque corresponde al mes de febrero─ la rentabilidad bancaria ya había disminuido en el segundo mes del año. El retorno sobre activos (ROA) del total de los bancos en febrero fue de 1,3% anualizado frente al 5,1% del mes previo. 

Hoy, además, hubo otra novedad en cuanto a la rentabilidad bancaria, al menos a nivel de la Ciudad de Buenos Aires. Según la Agencia Télam, el legislador porteño del Frente de Todos, Santiago Roberto, presentó un proyecto de ley para que el Gobierno de la Ciudad cobre "por única vez" y debido a la pandemia de Covid-19 un impuesto del 1% a los "principales bancos y operadores del sistema financiero".

El tributo se cobraría a las empresas y personas que hayan pagado o que deberían haber abonado en 2019 Ingresos Brutos por un monto igual o superior a $30 millones. El objetivo de la norma sería financiar al sistema de salud y a las medidas tomadas en el marco de la emergencia económica y social. 

Demasiados pesos

Desde el punto de vista económico, los analistas explican que las tasas se hundieron por la gran expansión monetaria que hizo el BCRA en un momento de escasa colocación de créditos por parte de los bancos. 

Las entidades tienen muchos pesos en sus arcas y no les interesa tomar nuevos depósitos. "El mercado de préstamos no estaba activo, no había mucha demanda, por lo que hay un exceso de pesos", se sinceraron en una mesa.

 

Martín Vauthier, director de EcoGo, se manifestó en la misma línea: "Las tasas se desplomaron en las últimas semanas con el desarme de Leliq que aceleró el BCRA. Los bancos se encontraron con una cantidad muy importante de pesos en encajes no remunerados sin que creciera el crédito porque, sin las garantías del Estado, no había margen para alocar esos fondos desarmados. Estamos en un contexto de incertidumbre donde los bancos están monitoreando de cerca la mora". 

Para el economista, el BCRA debería volver a aspirar más pesos vía Leliq ─tal como hizo esta semana─ para reducir la liquidez bancaria.

Por su parte, el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, dijo que, más allá del piso de tasa "el problema es que los bancos no están tomando los plazos fijos, aun cuando el cliente quisiera hacerlos a cualquier tasa que le ofrezcan". 

"Empresas de seguros, por ejemplo, que están obligadas legalmente a tener un porcentaje muy alto de su patrimonio en pesos no están logrando hacer plazos fijos porque los bancos no están interesados en tomarlos", analizó. 

Los mayoristas, más castigados

El piso de tasa que fijó el BCRA generará un alza en las remuneraciones a los minoristas. Sin embargo, los grandes depositantes, en principio, no verían incrementados sus rendimientos. "Van a subir las tasas minoristas menores a $1 millón, la Badlar u otras tasas de mercado no deberían variar", anticiparon en una entidad privada. 

Por el contrario, otra fuente bancaria consideró: "Creo que las tasas van a tender más al 26,6% porque quien tenga algo más de un millón va a hacer dos plazos fijos de menor monto en lugar de uno. Son muchos puntos de diferencia". 

Durante las últimas semanas, los depósitos mayoristas estaban pagando menos que los minoristas. A números de este viernes, la tasa Badlar (que releva el rendimiento que perciben quienes depositan más de $1 millón) cerró en 16,9%, mientras que la TM20 (que encuesta la tasa por colocaciones de $20 millones o más) quedó en 15,4%

Desde que comenzó el aislamiento obligatorio hasta hoy, la Badlar retrocedió 12,4 puntos porcentuales y la TM20 perdió 15,4 puntos