30.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.00%

Manzur y Guzmán dejaron una buena imagen en Wall Street pero los inversores aún desconfían

Manzur y Guzmán dejaron una buena imagen en Wall Street pero los inversores aún desconfían
El Jefe de Gabinete y el ministro de Economía hablaron de todo con quince fondos invitados. El acuerdo con el FMI y los controles de precios, en la agenda
Por Leandro Gabin
15.10.2021 19.10hs Economía

Por primera vez, el Gobierno salió a "seducir" a quince fondos de inversión de Wall Street en una reunión atípica donde los funcionarios argentinos contestaron todo y hubo un ida y vuelta como nunca antes. "Fue realmente muy bueno. Muy sólido. Nos dijimos todo y quedó la sensación de que realmente quieren encarrilar la situación económica. El problema es que hay que ver hechos y no solo palabras para volver a creer", reseñó ante iProfesional, uno de los banqueros que participó del cónclave llevado a cabo en el consulado argentino en Nueva York. 

La gran figura del evento fue, sin dudas, el Jefe de Gabinete Juan Manzur. El ex gobernador de Tucumán fue quien llevó en alto la idea de que "el peronismo está gobernando y cuándo eso sucede, se sale de la crisis". "Nosotros somos los únicos que podemos sacar a la Argentina de esta situación", dijo Manzur, curiosamente ante banqueros que eran en su gran mayoría, argentinos. 

 
Guzmán y Manzur se mostraron
Guzmán y Manzur se mostraron "sólidos" ante banqueros de Wall Street pero falta para recuperar la crediibilidad

Un cara a cara como nunca antes

Fueron de la partida Javier Timerman (AdCap Securities), Diego Ferro (M2M Capital Management), Sebastián Vargas (Barclays Capital), Pablo Goldberg (BlackRock), Gustavo Ferraro (Gramercy) y Alberto Ades (NWI Management), entre otros. 

La primera parte corrió por cuenta de Martín Guzmán, el ministro de Economía, que curiosamente estuvo muy predispuesto a las preguntas. No sólo eso, sino que buscó un intercambio con los hombres de negocios preguntándo incluso ellos cómo estaban viendo la situación. "Fue casi un cara a cara, porque no éramos tantos y Martín (Guzmán) escuchaba cada pregunta y respondía. Fue sólido. Uno puede coincidir o no, pero lo cierto es que respondió a todo", recordó otro de los asistentes. 

Guzmán pasó revista sobre los números del Presupuesto y sus proyecciones, donde no hubo sorpresas. Luego, consultado por la negociación con el FMI, el ministro admitió que la situación está "empantanada" por el tema de los sobretasa. "Vamos a cerrar después de que se resuelva eso, no antes", admitió Guzmán. Pero, tal como lo había señalado Alberto Fernández ante empresarios, tanto el ministro como el Jefe de Gabinete aseguraron que la vocación oficial es sellar un acuerdo con el FMI. Intentaron, así, despejar algún fantasma sobre un default desordenado para el año que viene. 

"Fue una presentación espectacular. La verdad es que si no fuera que uno sabe de los problemas que tiene Argentina, uno pensaría que fue una presentación de un país menos problemático", reseñó otro gerente que estuvo en la reunión. 

Cada pregunta que hacían los hombres de Wall Street tenía una respuesta política (a cargo de Manzur) y una económica (a cargo de Guzmán). En lo político, el jefe de Gabinete -que viajó para presentarse como el representante del "peronismo federal"- aseguró que no habrá "locuras" después del 14 de noviembre si el resultado electoral es desfavorable para el oficialismo. "Está gobernando el peronismo y más allá de lo que pase, seguiremos haciéndolo por la misma senda", advirtió Manzur, para despejar fantasmas acerca de una "radicalización" post elecciones. 

 
Guzmán dijo que no se apurarán a cerrar con el FMI porque quieren resolver el tema de la sobretasa
Guzmán dijo que no se apurarán a cerrar con el FMI porque quieren resolver el tema de la sobretasa

El FMI y los controles de precios

En otro pasaje de la charla, hubo momentos de ciertos cruces con los hombres de Wall Street acerca de las inconsistencias de la política económica. El tema de la inflación fue charlado en la reunión y allí el mismo Martín Guzmán le bajó la expectativa al congelamiento de precios que anunció el flamante secretario Roberto Feletti. El ministro intentó llevar tranquilidad a Wall Street al señalar que es "una herramienta más" pero no hará que se descuide la situación fiscal ni el control de la emisión monetaria.

"Guzmán no es tonto y sabe perfectamente que los controles son un parche. Sin decirlo quiso remarcar que la idea es seguir alineando el resto de las variables para buscar una reducción de la inflación", comentó otro banquero que asistió al evento. 

Finalmente, tanto Manzur como Guzmán reconocieron que resulta difícil la situación de la Argentina después de tantas décadas de fracaso económico. hasta incluso advirtieron de las dificultades de ir por el "carril del medio". "No vamos a hacer un ajuste como algunos piden pero tampoco vamos a relajarnos y que se escapen el resto de las variables. Vamos a seguir resolviendo los problemas tal como lo venimos haciendo", dijo Guzmán, dejando en claro que hay un límite a la expansión del gasto y al "plan platita" que desde un sector más duro del kirchnerismo se quiere instalar. 

Sea como fuere, la sensación de los banqueros de Wall Street es que si bien la reunión fue muy buena, tardarán mucho en volver a creer. "Ojalá puedan hacer lo que dicen. No es el mejor plan, quizás, pero es sensato. El interrogante es si podrán llevarlo a cabo", advirtieron.

Manzur, quien fue en gran anfitrión, terminó invitándolos a todos los fondos a visitar la Argentina para que vean las oportunidades de inversión que hay. Salieron con una buena impresión, pero nadie se apura en sacar un pasaje hacia Buenos Aires.