Puerta a puerta desde el exterior: ¿conviene comprar tecnología a través de intermediarios?

Puerta a puerta desde el exterior: ¿conviene comprar tecnología a través de intermediarios?
Teniendo en cuenta el dólar, la comisión y los impuestos, una comparación sobre cuál es la opción más rentable para comprar productos tecnológicos
Por Melanie Senestrari
29.08.2021 19.11hs Economía

Hace no mucho tiempo, el turismo de compras estaba en la cresta de la ola para los argentinos: muchos elegían cruzar la Cordillera y viajar a Chile para traer tecnología, o incluso viajar a Miami, Estados Unidos, con el mismo objetivo. La ventaja de comprar celulares, notebooks y hasta televisores era notable, teniendo en cuenta la gran variedad de modelos y diferencia de precios, mucho menor que adquirir estos productos en la Argentina.

Sin embargo, la suba del dólar cambió esta realidad. A principios de este año, Adrián De Grazia -director general de Intel Argentina- en diálogo con iProfesional explicó que, por la brecha del dólar, comprar un producto electrónico importado en el país está al mismo precio que se obtendría viajando al exterior y pagándolo al dólar turista con todos los impuestos. Entonces, por este motivo, el bolsillo del argentino no obtenía ningún beneficio al hacer un viaje únicamente de compras.

Pero, al día de hoy, ¿sigue conviniendo comprar tecnología en Argentina? ¿Cuál es la diferencia de precios específicamente? ¿Y qué pasa con las plataformas que se dedican a traer tecnología del exterior? Te lo contamos en esta nota.

 

Del exterior, a la puerta de casa: ¿cómo funciona?

Dejando a un lado los viajes destinados a compras, otra tendencia que se impuso en su momento era hacerse traer tecnología a través de un tercero. En este sentido, uno de los sitios de e-commerce más reconocidos por traer productos de Estados Unidos es TiendaMia.

El funcionamiento es muy sencillo para el usuario: en la página es posible navegar por millones de productos que ofrecen firmas como Amazon, eBay y Walmart; para luego elegir los de su interés y finalmente recibirlos en la puerta de su casa. Se puede pagar en pesos y hasta en 12 cuotas fijas, con todos los costos incluidos.

ATuCasa es otro sitio similar, pero con un modus operandi particular: los usuarios se registran y obtienen un domicilio de Estados Unidos y de China. De esta manera, pueden comprar en cualquier tienda online de estos países y enviar sus productos a la dirección otorgada por ATuCasa, para que la compañía se encargue del envío. A los 10 días, los reciben en la puerta de su casa.

Otra firma que funciona en Argentina es la estadounidense Grabr, una plataforma comunitaria que conecta compradores y viajeros por todo el mundo. En este caso, el usuario busca el producto que quiera en cualquier tienda online y pega el enlace en Grabr, para que luego se lo notifique cuando aparezca un viajero que pueda traerlo. También es posible abonar en pesos.

Puerta a puerta versus mercado local

En la mayoría de las plataformas el valor final incluye: envío internacional, valor unitario del producto, tarifa de procesamiento -un 10% sobre el costo de los productos, similar a los impuestos que se abonarían en caso de comprar directamente en los Estados Unidos en sitios como Amazon- y costo por kilogramo del paquete. También incluyen impuesto PAIS y percepción AFIP.

Teniendo en cuenta estos factores, la diferencia entre comprar en el país y pedir los productos al exterior a través de un tercero es la siguiente:

 

Del comparativo se obtiene que las grandes ventajas aparecen cuando las tiendas que funcionan como intermediarias ofrecen descuentos importantes. Al momento de realizar esta nota, por ejemplo, el iPhone 12 mini de 64 GB se encontraba con un 50% de rebaja.

En ese caso el comprador estaría pagando un total de 143.000 pesos, ahorrando unos $47.000 (25% menos).

También, las ventajas aparecen en algunos dispositivos electrónicos, como los relojes inteligentes (casi 30% de ahorro). Pero no en todos: unos auriculares de alta gama pueden terminar costando más baratos al pagar impuestos y costos de envío.

En tanto, en el caso de notebooks y tablets de primera línea, el precio final que se obtiene por el puerta a puerta es similar al precio local. 

En definitiva, antes de decidir en dónde comprar productos tecnológicos, lo mejor es analizar si existen ofertas significativas en las plataformas que funcionan como intermediarias, comparando con sitios de compañías locales.

Por último, en caso de optar por una plataforma intermediaria para comprar tecnología, es importante leer la letra chica para no llevarse sorpresas a la hora de abonar. Por eso, resulta clave utilizar los simuladores de compra que ofrecen y leer el detalle desglosado de la potencial adquisición.

Temas relacionados