Gobierno atrasa el dólar oficial pero suben los paralelos: por qué ahora el MEP enciende alarmas

Gobierno atrasa el dólar oficial pero suben los paralelos: por qué ahora el MEP enciende alarmas
La fuerte escalada inflacionaria convive con un dólar que da síntomas de atraso. Se acumulan las tensiones y empeoran los pronósticos
Por iProfesional
14.05.2021 21.10hs Economía

A la vista de un ritmo inflacionario que supera ampliamente las expectativas oficiales, el Gobierno parece decidido a seguir con la estrategia de frenar el tipo de cambio oficial. Sin embargo, surgen perspectivas inquietantes acerca de los dólares paralelos y, en especial, sobre el MEP.

Esta situación ya se hizo evidente este viernes, un día después de que se conoció el muy mal dato de la inflación de abril (4,1%). Mientras el dólar oficial estuvo "planchado" en $99, el mercado paralelo se recalentó.

Por caso, el blue salto $2 y se colocó a $153, mientras que los tipos de cambio bursátiles también escalaron. El MEP (dólar bolsa) cerró encima de los $154 y el contado con liquidación superó los $159.

Este despertar del MEP podría ser sólo el comienzo de una tendencia alcista mayor. En esta línea, el economista y consultor Salvador Di Stefano fue uno de los que lanzó un alerta sobre el futuro cercano y habló sobre una "fuerte suba".

El atraso cambiario suma presión

Según el análisis de Di Stefano, en el atraso cambiario actual es importante. En los últimos 12 meses la inflación fue del 46,2%, mientras que el dólar oficial subió 40% y el MEP sólo 35,5%.

"Creo que en la medida que el gobierno siga atrasando el tipo de cambio oficial, emitiendo ante necesidades del Tesoro y postergue los acuerdos con los organismos financieros internacionales, las expectativas nos llevarían a una fuerte suba del dólar MEP", evaluó el economista.

¿Por qué podría dispararse el MEP? Di Stefano explica que "el precio de este dólar se forma en el mercado, tiene una referencia en el valor del dólar de equilibrio entre reservas y pasivos monetarios, pero las expectativas juegan un papel muy interesante".

El experto, de profunda prédica en el sector agroexportador argentino, estima que el Gobierno tiene controlada la situación por el lado de las reservas (siempre que logre, como parece, postergar pagos de deuda a organismos internacionales).

No obstante, Di Stefano alerta sobre el deterioro del frente relacionado con los pasivos monetarios.

"Están en $ 5,9 millón de millones, todo haría pensar que estos pasivos seguirán creciendo todos los meses, ya que en algún momento del segundo semestre el Banco Central tendrá que girar adelantos o utilidades para financiar al Tesoro, por otro lado, hay un stock de deuda que suma $ 3,5 millón de millones, que son parte del total de los pasivos monetarios que devengan un alto interés, y pasarán a engrosar este pasivo monetario", detalla.

Además, para Di Stefano, los inconvenientes mayores para la economía argentina están a la vuelta de la esquina.

"Argentina está en un escenario de fuerte aceleración inflacionaria, con ancla en el tipo de cambio oficial, esto traerá problemas en el segundo semestre, en la medida que se desacelere el flujo de exportación por razones estacionales, y se tenga que enfrentar el pago de las obligaciones con los organismos financieros internacionales", anticipa.

Tensión y atraso: los distintos precios del dólar avanzan por debajo de la inflación.cto en relacíon al avance de la inflación.
Tensión y atraso: los distintos precios del dólar avanzan por debajo de la inflación.cto en relacíon al avance de la inflación.

"Ancla cambiaria" para frenar la inflación

Habrá que hacer un extenso recorrido histórico para detectar la última vez que la cotización del dólar "mayorista" (oficial) quedó congelado de un día para otro. Sin cambios. Fue lo que prácticamente sucedió el miércoles, lo que pone en evidencia la profundización de una estrategia que ya venía desplegando el Gobierno: utilizar al dólar como ancla inflacionaria, en medio de la aceleración de la suba de los precios.

De hecho, en lo que va del mes -ya transcurridas prácticamente dos semanas- la cotización del dólar mayorista (que es administrado por el Banco Central) subió tan sólo el 0,3%. Muy por debajo de la inflación, que las consultoras indican en torno al 1% cada semana.

Al cierre de este viernes, el "mayorista" se ubica en los $94. Un dato para tener en cuenta: en lo que va del año, ese tipo de cambio subió hasta ahora 11,7%, lo que da cuenta de que la estrategia de retrasar el dólar se fue intensificando con el correr de las semanas: la inflación acumulada desde enero se estima en el 18%.

La pregunta obvia a esta hora es cuál es el colchón que tiene el Gobierno para sostener esta estrategia. Prácticamente se trata del arma más poderosa para enfriar la inflación. Está visto que las regulaciones y los controles de precios muestran una fatiga indiscutible.

La consolidación de este mapa -donde el tipo de cambio se mueve por debajo a la inflación- deja al descubierto la enorme preocupación de la Casa Rosada por la suba de los precios. En especial de los alimentos.

El dólar
El dólar "mayorista" quedó congelado de un día para otro

¿Hay margen para "planchar" el dólar en medio de esta dinámica inflacionaria?

¿Cuál es el escenario actual en términos de competitividad cambiaria? Para responder esa pregunta no queda otra que referirse a la evolución del tipo de cambio real de los últimos años.

Para tener en cuenta: el dólar mayorista que hoy roza los $94 es comparable con uno de $152 después de la explosión de la convertibilidad en 2002 (en junio de ese entonces, el dólar pasó a $4). Paradojas del destino, ese es el precio que hoy tiene el dólar "blue".

Durante el gobierno de Néstor Kirchner -entre 2003 y 2007-, el precio promedio del dólar equivalía a un valor actual de $116 aproximadamente.

Más acá en el tiempo, el precio promedio del "blue" durante el segundo mandato de Cristina Kirchner (2012-2015) se correspondería con una cotización actual de $90. En línea con lo que hoy vale el "oficial" mayorista.

Durante la corrida de 2018-2019, el precio promedio -traído a hoy- sería de $85.

Y el arranque del mandato de Alberto Fernández, en diciembre de 2019, sería de $94. El mismo precio de hoy prácticamente.

¿Y entonces? ¿Hay margen para aplastar la dinámica del tipo de cambio?

Responde Pablo Goldín, economista jefe de la consultora MacroView: "El Gobierno tiene un colchón porque el tipo de cambio no está atrasado. Para tener una idea, se encuentra entre 50% y 60% por arriba del dólar durante la convertibilidad".

El Gobierno profundiza el ancla cambiaria para enfriar la inflación
El Gobierno profundiza el ancla cambiaria para enfriar la inflación

La historia reciente económica argentina demuestra que el atraso del tipo de cambio es una estrategia muy riesgosa. Que se sabe cómo se ingresa en ese mecanismo pero no la forma de salirse. Y que suele desembocar en mayores tensiones cambiarias y, eventualmente, en explosiones que generan más inflación.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído