Más artículos

Con un dólar volátil y en plena guerra de promos, así avanzan las ventas de 0Km en abril

Con un dólar volátil y en plena guerra de promos, así avanzan las ventas de 0Km en abril
En una economía totalmente incierta, el sector automotor rinde mes a mes un nuevo examen. Cuáles son los pronósticos tras la primer quincena
Por Guillermina Fossati
22.04.2019 11.00hs Autos

El país atraviesa los primeros días luego de que el Gobierno lanzara un paquete de medidas para revertir la crítica situación económica.

Sin embargo, la mayoría de las herramientas que propone Cambiemos apunta a enfriar algunos precios y a contener un poco la volatilidad del tipo de cambio. 

De modo que buena parte de los sectores industriales continúan sumidos en una marcada incertidumbre y sin pronósticos de mejora a la vista. 

Tal es el caso de la industria automotriz, que atraviesa un 2019 con cifras en rojo, especialmente en lo que respecta a los patentamientos. 

En lo que va de abril, los números no crean esperanzas. De acuerdo con los datos revelados por fuentes del sector a iProfesional, en las dos semanas transcurridas del mes, las ventas de 0Km caen 42% respecto a igual período de 2018.

Puesto en unidades, hasta el 17, último día hábil de la semana anterior, se habían patendo 19.143 vehículos.

Si se compara con el mismo período de 2018, para ese entonces ya se llevaban vendidos unos 33.372 autos.

 

En cuanto a las cifras esperadas para cerrar el día 30, se proyecta un total de 40.500 unidades, es decir una caída del 47,8% frente a igual mes de 2018, cuando se patentaron 76.554 autos.

Pero ese mes no fue uno más de la industria. Entre enero y abril de 2018 se sellaba un cuatrimestre récord, con 352.109 unidades, lo que marcaba un crecimiento de 18,4% comparado con el mismo período del año anterior. 

Pero la situación hoy es totalmente opuesta. Si se contempla el primer trimestre, más los pronósticos del mes en curso, el número está muy lejos de esa realidad. Los resultados son los siguientes: 

- En enero se patentaron 60.108 unidades (-50%)

- En febrero fueron 40.115 (-42,4%) 

- En marzo alcanzaron las 38.864 (-54,5%).

Con las expectativas de abril, apenas se estaría acercando a los 180.000 vehículos comercializados en el cuatrimestre, con un desplome de casi 50% frente al período récord.

Lo peor es que, si el mercado se mantiene en las 40.000 unidades mensuales promedio, hacia fin de año el número también sería muy preocupante: apenas se estaría llegando a los 500.000 patentamientos, y ni siquiera se estaría cumpliendo con las primeras proyecciones anuales que manejaba la industria y que apuntaban a rozar las 650.000 0 700.000 unidades comercializadas.

Como comparativo, el último peor año de la historia de la industria fue 2009, cuando se patentaron 515.008 autos. Luego siempre se pasaron las 600.000 unidades con el récord de 2017, de 900.500.

"Si bien a partir del segundo semestre la caída puede ser menor, porque se estaría comparando con un período que ya fue bajo para la industria, cuando más 0Km se venden es durante el primer semestre, y eso no alcanzaría para cambiar este escenario previsto para las automotrices", explicaron en Abeceb.

Cómo sobrevivir

En un escenario sin miras de recuperación, las marcas no tienen escapatoria y tuvieron que volver a las medidas que habían prometido abandonar, como son las promociones y grandes descuentos.

Cuando las ventas "explotaban", en el mismo cuatrimestre del año pasado, algunas terminales explicaron que no se podía seguir con la ola de beneficios y que era necesario recuperar la rentabilidad absoluta eliminando cualquier tipo de bonificación.

En ese entonces, las acciones que realizaban las marcas era por la feroz competencia en un mercado que vendía, cada mes, más de lo esperado, con fábricas que aumentaban la producción para cumplir con las ventas internas y las exportaciones.

Hoy la realidad es totalmente opuesta: las marcas tienen que recurrir a ingeniosas acciones de marketing para poder liquidar algo del stock que lleva meses y meses acumulados, y que a este ritmo no hay posibilidades de bajar.

Hasta el mes pasado, más de 200.000 autos permanecían dormidos en concesionarios, depósitos y terminales, un promedio que a este ritmo de ventas serviría para abastecer al sector durante cinco meses sin fabricar o importar un solo auto más.

Ofertas, marca por marca

De esta forma, quien necesita un vehículos nuevo puede buscar y encontrar cualquier tipo de acción a su medida. Hay rebajas que llegan a los $80.000, planes de financiación sin interés a 12 meses y otros a 36 meses con tasas bajas. Es decir, lejos de eliminar los beneficios, se redoblaron las apuestas.

En los concesionarios argumentan que son varios los factores que juegan en contra. Entre ellos destacan la incertidumbre generalizada, la baja general del consumo y el más importante, el incremento desmedido en los precios de los autos.

Después del incremento de los valores de los vehículos que comenzó en junio del año pasado, con la aceleración de la devaluación, los últimos movimientos del dólar ocurridos en marzo impactaron en las unidades, que ya acumulan subas por encima del 5% en el año, aún con ventas estancadas. Vale una aclaración: habían subido más del 60% en 2018. 

Sin embargo, como no se esperan cambios en ninguna de las variables que afectan al negocio, hay que salir a promover las ventas. Y las acciones de bonificación, descuentos y financiamiento volvieron a casi todas las marcas masivas.

Las opciones dependen del modelo y la cantidad de unidades apiladas en galpones y depósitos, pero son pocas las versiones que se salvan.

De esta manera, hoy el mercado no aplica ninguna lógica para operar: se suben los precios de los modelos más buscados, que no tienen tanto stock; y se ofertan aquellos de los cuales tienen miles de unidades guardadas, lo que implica al mismo tiempo un alto costo de mantenimiento.

Chevrolet es una de las automotrices que este año arrancó más fuerte con sus acciones de marketing, y si bien Carlos Zarlenga, número uno de la marca para América Latina, dijo que había que eliminarlas hace tiempo, aún no es posible.

 

La automotriz se encuentra promocionando su plan "desinflación", dado que ofrece algunos modelos a precios similares a los de septiembre de 2018.

Hay diferentes opciones, pero por ejemplo, uno de los modelos a elegir es el Chervrolet Onix Joy, uno de los más vendidos del mercado total, a $400.900 (el precio de lista es de $473.000). También se ofrece su gemelo con baúl, el Prisma Joy, a $479.000 (el precio de lista es de $534.000).

Además de estos descuentos, la marca brinda un financiamiento en 24 cuotas sin interés.

Ford cuenta con una acción especial para el Ka sedán. Este modelo se encuentra hoy con una bonificación de $80.000, acompañada por un financiamiento con una tasa de 9,9% en 24 meses y un costo financiero total del 25%.

 

La marca optó por no difundir valores de los vehículos sino consultarlos en los concesionarios, pero de acuerdo con ACARA, el precio es de 553.000 pesos.

Citroën es otra de las que tiene varias acciones especiales, algunas que se limitan a préstamos a través de PSA Finance, la financiera del grupo, y otras que incluyen descuentos.

Por ejemplo en el caso del C3, cuyo precio de lista es de $626.500, tiene una bonificación de 40.000 pesos. Además uno de los más exitosos de la marca, el C4 Cactus, se puede pagar en 12 meses, con una tasa de 5,9% y un Costo Financiero Total de 15%. Otra de las ventajas: bonifican el patentamiento, lo cual no es un dato menor.


El modelo de negocio es el siguiente: Con un precio de lista de $759.000, tiene una bonificación de $30.000, quedando en $729.000. Al mismo tiempo, se ofrece un anticipo de $429.999 y el préstamo del resto, que llega hasta 300.000 pesos.

Volkswagen no tiene en abril bonificaciones, las cuales supo emplear hasta el mes pasado con descuentos muy agresivos. Sin embargo, optó por diferentes opciones de financiación que llegan hasta el 80% del valor del vehículo en el caso del nuevo Gol, con tasas de 0%, mientras que tanto el Polo como el Virtus se financian hasta el 85 por ciento.

Peugeot también se sumó a la ola de préstamos para hacer más accesible el 0Km, al cual en algunos casos suman algún descuento. Por ejemplo ofrecen el 2008 Crossway a $616.468 (el valor de lista es $765.600), y el 208 Active a $544.500 (el precio de lista es de $634.900). Además financian hasta el 65% del valor del vehículo en 26 cuotas.


Nissan también tiene descuentos a medida según el modelo y la versión. Arrancan con el March, el modelo de entrada de gama, con un descuento de $10.000 en el base, pero que llega a $30.000 en el más equipado.

Otra acción importante de la marca es que lanzó la venta con tarjeta de crédito en cuotas. Por ejemplo en el caso de querer acceder al Kicks, el SUV chico, el valor es de $805.100, pero con una bonificación de $40.000 queda el precio final en 765.100 pesos.

La marca ofrece un préstamo de $150.000 y 12 cuotas fijas en pesos sin interés, con seguro con cobertura contra tercero completo y granizo. La cuota promedia los 13.000 pesos.


Entre los vehículos que tienen fines laborales, las compañías también están haciendo promociones. Sucede que, en este caso, es donde la caída de las ventas más sufre, porque van atadas a una dinámica laboral que no atraviesa el mejor momento en el país.

Una de las marcas que salió a ofrecer beneficios es Scania, para la recién llegada nueva generación de camiones.

La firma sueca les ofrece a sus clientes la posibilidad de financiar en pesos la compra de las unidades de su nueva generación. De manera adicional, les brinda un paquete de servicios sin costo. El financiamiento consiste en cuotas a 36 meses y en pesos para la compra de unidades.

"Nuestra obligación es la de ofrecer soluciones eficientes de transporte a nuestros clientes. Debemos desarrollar herramientas de financiación que les permitan acceder a la compra de nuevas unidades. Esta línea de financiación conforma realmente una gran oportunidad para incrementar y renovar las flotas", comenta Fernando Ríos, director de ventas de Scania Argentina.

Perspectivas

Si bien al inicio de 2019, las automotrices esperaban que la recuperación llegue en el segundo semestre de este año, muchas marcas comenzaron a retrasarlo para el último trimestre.

La última "sacudida" del dólar, rozando los $45, asustó al mercado nuevamente y cuando la paz cambiaria parecía estar en marcha volvieron las dudas.

Con estos pronósticos, hoy el sector espera que las ventas cierren el año por debajo de las 600.000 unidades, siempre que el viento sople a favor en los últimos meses del año.

Por otro lado, el gran reclamo de las marcas pasa por una mejora en el reintegro a las exportaciones y la baja de retenciones a las mismas, que fueron modificadas en los últimos meses, con la llegada de Dante Sica al ministerio de Producción.

Para las compañías, con un mercado interno deprimido, la recuperación de Brasil y las operaciones que pudieran establecer con otros países eran la única salvación. Hoy, las medidas que perjudican las exportaciones se convirtieron en otro factor en contra que les quita el sueño.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Autos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Te puede interesar
Zoom Recomendadas