Billetes: por este detalle el de $1.000 podría convertirse en $20.000

Billetes: por este detalle el de $1.000 podría convertirse en $20.000
En Mercado Libre y Facebook, usuarios ofrecen dinero a precios mucho más elevados de su valor original por considerar que se trata de piezas coleccionables
Por iProfesional
28.09.2021 08.28hs Actualidad

Este mes trascendió que algunas personas piden hasta $50.000 por monedas de $1 que tengan un particular error ortográfico: la inscripción "Provingias del Río de la Plata", en lugar de "Provincias del Río de la Plata".

Pero este fenómeno del dinero revalorizado no se limita solo al universo de las monedas. En Mercado Libre y grupos de Facebook ofrecen dinero a precios mucho más elevados de su valor original. Por ejemplo, circula un billete de $1000 por $20.000: este incremento se debe simplemente al hecho de que no tiene banda de seguridad.

Del mismo modo, una falla en el corte durante el momento de la fabricación hace que un billete de $1000 se ofrezca a $8000 y otro casi a $7000 por seguir una determinada secuencia en su numeración.

Además, la semana pasada llamó la atención el precio de venta de algunos lotes de monedas de un peso argentino defectuosas. Por tener la inscripción "Provingias del Río de la Plata", su valor iba de 10.000, 15.000 y hasta 50.000 pesos.

Si bien es común que este tipo de billetes y monedas sean rechazadas en los comercios, la razón por la que alguna persona puede quererlas e incluso estar dispuesta a pagar altas cifras para hacerse de ellas se debe a una cuestión de pasión: el coleccionismo.

La numismática es la disciplina que estudia las monedas y medallas. Se trata de un mundo poblado por cientos de personas que viven a la caza de monedas, medallas, billetes, bonos y fichas que, por alguna particularidad, sean consideradas piezas únicas, o al menos diferentes.

Así, en su afán por sumar "rarezas" a sus patrimonios, estos detallistas pueden multiplicar el valor de un billete o moneda abruptamente tan solo por una palabra, una alteración o error de fabricación, o por el hecho de que se haya discontinuado.

El origen de la numismática nacional data de 1813, cuando en la ciudad de Potosí se acuñó la primera serie de monedas "patrias" o "republicanas": ocho escudos de oro y ocho reales de plata.

Algunas personas han vivido por y para esta pasión. Ese es el caso del investigador Héctor Carlos Janson, quien -considerado el principal coleccionista de monedas de la Argentina- donó en 2017 sus 2760 piezas de oro, plata y cobre al Museo Numismático del Banco Central, tras una reunión con el entonces titular del Banco Central, Federico Sturzenegger. Por la donación, esta entidad cambió el nombre del museo numismático José Evaristo Uriburu a Héctor Carlos Janson.

El caso de las monedas de un peso

Argentina tuvo un capítulo muy peculiar en el mundo de la numismática, que es el estudio de las monedas de los diversos países del mundo. Este episodio se caracterizó por un insólito error de tipeo: una serie de monedas de un peso que tienen escrito "provingias" en vez de "provincias" en el reverso.

La serie se acuñó en el año 1995 en la Casa de la Moneda de Inglaterra, por un pedido realizado durante la presidencia de Carlos Menem. Si bien en aquel momento el Gobierno argentino descubrió el error, al ver el cargamento de monedas, la urgencia pudo más. No se podía remediar el error ni pedir que se hiciera uns serie nueva, había que poner en circulación las monedas de un peso que acababan de llegar de Inglaterra.

En el reverso, donde debería decir "Provincias del Río de la Plata", dice "provingias", con una "g".

Las monedas de un peso con este error se venden por hasta $15.000
Las monedas de un peso con este error se venden por hasta $15.000

"En la numismática nacional del siglo XX sin dudas el error más emblemático es el de la moneda de 1 peso 1995 ProvinGias. El error ortográfico fue detectado a poco de salir las piezas a circulación cuando una parte significativa de la partida ya había sido enviada a los bancos. Por unos días, la noticia copó los medios de comunicación, debido a lo burdo del error y llegó a informarse erróneamente que el Gobierno iba a recambiar las monedas a un valor mayor al nominal para quienes las devolviesen a los bancos", indicó el especialista Ariel Dabbah en su libro "Errores de acuñación en la moneda nacional (1881-2016)".

Dabbah explicó que en 2011, ante la falta de monedas en circulación, el Banco Central decidió lanzar el resto de las partidas que aún se atesoraban en sus bóvedas, a la espera de que las destruyan.

Las monedas de un peso con este error se venden por hasta $15.000
Las monedas de un peso con este error se venden por hasta $15.000

La controversia por las monedas resurgió esta semana cuando se conoció que en Mercado Libre se las ofrece a $15.000 pesos la unidad.

Mientras que en el sitio especializado Numismática ArgCollectibles se vende un blister de 10 monedas por 50 dólares (unos $9.200 al tipo de cambio no oficial). A su vez, en eBay, el precio va desde los seis dólares ($1.104) a los doce ($2.208) por moneda.