Lobby: arranca una campaña atípica por el Covid y el oficialismo y oposición lanzan primeros dardos

Lobby: arranca una campaña atípica por el Covid y el oficialismo y oposición lanzan primeros dardos
Se abre un período de seis semanas hasta las primarias. Superar los límites que impone la virtualidad, el desafío de los precandidatos
Por Claudio Mardones
27.07.2021 00.27hs Actualidad

Con la postergación del calendario electoral que aprobó el Congreso, para alejarlo del pico invernal de contagios del nuevo coronavirus, la campaña proselitista de este año arrancó el pasado domingo, luego del cierre del plazo para registrar a los precandidatos que se medirán en las PASO del 12 de septiembre.

En el oficialismo la mayoría de los postulantes ya son candidatos, porque son producto de acuerdos de unidad entre los socios del Frente de Todos que transitarán los cien días que faltan para llegar a las generales del 14 de noviembre. Para Juntos por el Cambio, la competencia que tendrá en las primarias refleja las dificultades que tienen sus socios para mantener la unidad luego de la derrota en 2019.

Todas las fuerzas políticas tendrán su primera campaña en medio de una pandemia. Su primer tramo tiene seis semanas hasta las primarias del segundo domingo de septiembre. En cada equipo proselitista asumen que será una contienda atípica, con muchos eventos virtuales y una presencia en los medios y las redes sociales que anticipa las dificultades, y los esfuerzos, que tendrá que realizar cada competidor para llegar a un electorado atravesado por la situación sanitaria y el escenario económico.

Las primeros dardos discursivos de la campaña anticipan que la pelea electoral estará caracterizada por una polarización muy aguda. La primera piedra la lanzó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner antes de que cerrara la inscripción de las candidaturas.

Lo hizo en el acto que compartió este sábado en Garín, Escobar con el presidente Alberto Fernández, el gobernador Axil Kicillof y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Con sus palabras, aportó el primer trazo grueso sobre cómo será el discurso de campaña en una apuesta de todos sus socios para mostrar unidad, pero también para confrontar con JxC respecto al cambio de domicilio de sus principales candidatos en Capital y Provincia, a las "herencia recibida" de la era Macri y al posicionamiento actual del conglomerado opositor en la pandemia.

"El marketing y el coaching no van más. Con saltito y risita no vamos a ningún lado. Hagamos todo lo que sea necesario para discutir racionalmente", pidió la titular del Senado para reclamar "responsabilidad y seriedad en la discusión".

"El coaching se nota cada vez más, esto es lo peor de todo, porque al principio era novedoso: caritas, saltitos. Todo era novedoso. Acostumbrados a nosotros un poco que somos rudos los peronistas. Somos muy rudas las peronistas", remarcó CFK y así se metió en la arena electoral sin ser candidata.

La primera piedra de la campaña la lanzó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner

El guante fue tomado este lunes por la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, cuando su primera precandidatura a diputada nacional por la Ciudad ya había sido confirmada ante la Justicia Electoral.

"Definamos qué es ser rudo. ¿Decirles imbéciles a la oposición, nazis, fascistas? ¿Sacar a patadas en el culo a los narcos de los barrios o putear por televisión?", disparó. "A nosotros nos preocupa resolver los problemas de la gente, no ver quién dice la chicana más enrevesada. La chicana más viva no es mi camino. Estamos viviendo la peor situación que recuerdo desde el 2001, con mucha angustia y preocupación de la gente", devolvió Vidal.

Fue otro anticipo de su línea discursiva: antagonizar a nivel nacional con los principales dirigentes del oficialismo con muy pocas alusiones a la Ciudad de Buenos Aires. Eso no le impedirá achacarle la crisis económica al Gobierno antes de que le recuerden las consecuencias de la era Macri. La comparación de la situación actual con el 2001 es mucho más que un diagnóstico. Significa la respuesta de JxC al pedido de "seriedad y responsabilidad en la discusión", que había lanzado CFK dos días antes luego de cuestionarlos duramente.

Su costado más débil es el cambio de domicilio que concretó para estas elecciones. Dejar la provincia de Buenos Aires, luego de haberla gobernado durante cuatro años, es una decisión que posiblemente Vidal deba explicar hasta que terminen los comicios. "No ser candidata en la provincia de Buenos Aires no significa que abandone a los bonaerenses, sino que se promuevan nuevos liderazgos, porque si no, no estarían (Diego) Santilli y (Facundo) Manes. Nosotros vamos a defender a todos como diputados nacionales", sostiene Vidal ahora calzada en el traje de candidata porteña.

"Si Vidal estuviese orgullosa de su gestión como gobernadora se presentaría en Provincia de Buenos Aires y daría la discusión", le recordó Victoria Tolosa Paz, en el estreno de su discurso de campaña como primera aspirante bonaerense del FdT para la Cámara de Diputados.

"Vidal y Santilli se cambiaron los domicilios porque no se quieren hacer cargo de la persona que dirige el espacio que es Macri", disparó la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales en un mensaje donde demuestra que el oficialismo buscará evitar que el expresidente quede afuera de la contienda, uno de los ejes centrales de la estrategia que condujo el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta.

Diego Santilli y Facundo Manes

Tolosa Paz disparó esas críticas antes de mostrarse en Merlo este lunes junto a su compañero de lista, el ministro de Salud bonarense Daniel Gollán. Ambos recibieron el respaldo del presidente Alberto Fernández que eligió la localidad de Merlo para meterse en la campaña bonaerense a favor de los candidatos del ofialismo. El lugar del mandatario será diferente. No dejará de apuntar a la oposición y a la gestión de Macri, pero buscará hacerse cargo del impacto negativo de la situación económica.

"Necesito que me ayuden todos y todas. Hagamos la Argentina que nos merecemos, hay una vida que sabemos que existe, hagámosla entre todos y todas", arengó el Presidente en tono de candidato, con un discurso concentrado en transmitir esperanza.

Mientras Fernández se mostraba en La Matanza junto a parte de su gabiete para respaldar a Toloza Paz y a Gollán, el renunciado vicejefe porteño y precandidato a diputado nacional por la provincia Diego Santilli estuvo en La Matanza donde también puso a prueba su libreto.

"Cada distrito es diferente, pero las preocupaciones de los bonaerenses son las mismas: la inseguridad, la falta de laburo y que la plata no alcanza", redondeó Santilli y buscó capitalizar la polémica por la presencialidad escolar, otro punto que estará presente en toda la campaña. "Cuando hablo con la gente y esto se repite en toda la Provincia, noto que las cosas se las imponen. El tema de las escuelas cerradas es un ejemplo claro. Cuando pasa eso, es porque el diálogo con los vecinos está roto y eso cansa", sostuvo.

Hay una primera escena que revela la dimensión de la pelea que se avecina. Santilli deberá remontar la derrota que sacó a Vidal hace un año y medio y quedó claro que se enfrentará con toda la artillería del Gobierno que buscará obtener un respaldo a la gestión del gobernador Axel Kicillof. Para llegar a la contienda final todavía debe medirse con el médico neurólogo Facundo Manes, que encabeza una lista del radicalismo bonaerense junto al GEN de Margarita Stolbizer y el ex titular de la Cámara baja, Emilio Monzó. La flamante incorporación de la UCR este lunes se mostró más concentrado en diferenciarse de Santilli que en sumarse al fuego cruzado con el peronismo.

"Esta interna es David contra Goliat. Espero que no se gasten los impuestos de los porteños en la campaña", dijo Manes en una entrevista concedida a un matutino porteño en el arranque de sus intervenciones como precandidato. Con esas palabras buscó deslizar que Santilli podría estar haciendo campaña con fondos del gobierno porteño y no de Juntos por el Cambio. Así metió el dedo en la llaga del larretismo, que ya fue cuestionado el año pasado por permitir que Santilli entregara patrulleros en desuso de la policía porteña a intendentes del PRO en el conurbano.

Las primeras declaraciones electorales de Manes se conocieron sobre el final de este lunes. Pero la hora no le impidió al larretismo contestarle. Lo hizo el titular del bloque PRO en Diputados, Cristian Ritondo, para limitar el impacto del "fuego amigo".

"Facundo, decís que llegás para sacar lo mejor del potencial argentino pero solo sembrás desconfianza y dudas en tu propio espacio. No caigas en las peores costumbres de la vieja política si querés renovación. El Frente de Todos ya no necesita más candidatos", le dijo a través de su cuenta de Twitter.

El cruce revela que la contienda interna de JxC será feroz. Tan intensa como los problemas que atraviesan al FdT bonaerense a partir de la decisión del ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, de registrar una lista alternativa de aspirantes para la Legislatura. Su esposa, Agustina Propato, es quinta candidata en la lista que encabeza Tolosa Paz, pero armó una línea interna para el legislativo bonaerense. Este miércoles vence el plazo para bajar las listas que ya se registraron y en el FdT hay una guerra silenciosa para que Berni baje la suya. Con esa tensión el oficialismo arranca su campaña en la provincia, ante una oposición que buscará competir con sus costuras expuestas.

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído