Hoteles alojamiento, al borde de extinguirse: trabajan solo al 10% de su capacidad por la segunda ola

Hoteles alojamiento, al borde de extinguirse: trabajan solo al 10% de su capacidad por la segunda ola
En la Ciudad el 20% del total de los albergues ya cerró sus puertas. Esperan volver a estar operativos al 100% después de septiembre
Por María Caamaño
14.05.2021 15.50hs Actualidad

Los hoteles alojamiento están a punto de extinguirse. A la delicada situación que atravesaba el sector, se sumaron ahora los coletazos de la segunda ola de Covid, que generaron un impacto de lleno en los números de facturación que apenas superan el 10% del total de las cifras habituales previo a la pandemia.

En marzo 2020, en la Ciudad de Buenos Aires funcionaban 120 establecimientos, hoy de ese total el 20% ya cerró definitivamente y con el paso de los días se suman nuevas víctimas. Según datos de la Federación Argentina de Alojamientos por Hora (FADAPH) menos de cien hoteles alojamientos pudieron volver a abrir sus puertas en octubre pasado cuándo fueron habilitados para volver a trabajar.

En Ciudad de Buenos Aires, ya cerró el 20% de los hoteles de alojamiento desde marzo del 2020
En Ciudad de Buenos Aires, ya cerró el 20% de los hoteles de alojamiento desde marzo del 2020

"Las nuevas restricciones horarias son muy complicadas para nuestro sector. Hoy cumplimos con las nuevas normas y no trabajamos después de las 19 horas, pero gran parte de nuestros clientes estaba acostumbrado a venir durante el horario nocturno", explicó una fuente del sector que prefirió no dar su nombre a conocer.

"Apenas llegamos al 10% de la facturación que teníamos en marzo del año pasado antes de la pandemia. Para nosotros la situación es muy compleja, pero festejamos que podemos seguir operativos en este contexto", sostuvo el especialista.

Durante todo el año pasado el negocio sobrevivió gracias a los incentivos del estado como la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y las diferentes versiones del Programa de Recuperación Productiva (REPRO).

Se calcula que hay alrededor de 6500 albergues transitorios en el país
Se calcula que hay alrededor de 6500 albergues transitorios en el país

En todo el país se calcula que hay cerca de 6.500 albergues transitorios, seguramente muchos no pudieron sobrevivir al paso de la pandemia. Menos de 100 están aún en funcionamiento en la Ciudad de Buenos Aires, en total, a nivel federal, generan 11.500 puestos de trabajo.

La zona más crítica es la del microcentro. "Hoy casi no hay albergues en el centro. Los desarrollos inmobiliarios habían avanzado con muchos de ellos, pero ahora en este contexto, sin oficinistas ni turistas los pocos que quedaban abiertos debieron cerrar", agrega la fuente.

La situación del mercado de hoteles por hora viene en caída hace años, en los últimos dos años el contexto se complicó aún más con el cierre de entre 5 y 6 establecimientos por año, solo en Capital, algo que se complicó aún más y duplicó esos números en pandemia. El principal factor fue la caída del consumo acompañado de una suba significativa de gastos fijos para los hoteleros.

Qué le espera al rubro

Pero ¿cuál es el futuro del sector? Para los especialistas hoy no hay manera de reconvertirse. "Se trata de estructuras muy grandes, no hay forma de ofrecer otro servicio, porque además no hay dinero para invertir tampoco", reconoció el dueño de un importante albergue transitorio.

Hoy la clave es sobrevivir. "Quiénes logremos sobrevivir y pasar el invierno podemos entusiasmarnos con un futuro más alentador", explicó la misma fuente. Para los empresarios del sector en septiembre, con una vacunación más avanzada, se puede llegar a pensar en volver a funcionar "como lo hacíamos habitualmente" con los controles sanitarios "que venimos llevando acabo", explicó.

El protocolo que hoy está vigente establece que para concurrir es necesario hacerlo con turnos que deberán ser asignados de forma electrónica, siempre constatando que los clientes no tengan síntomas de Covid. En los hoteles alojamiento hay un solo sentido de circulación, disponiendo un área de ingreso y otra de egreso principal para evitar cruce de personas. Todos los colchones y almohadas deben tener fundas protectoras y por su puesto se extreman las medidas de limpieza con lavandina y sanitizante.

En cuanto a los precios, luego de haber estado 7 meses inactivos, con cero facturación, en noviembre todos los hoteles alojamientos abrieron con una nueva cartera de precios. Además hay que tener en cuenta que los protocolos significaron para las empresas un nuevo desembolso de dinero, como por ejemplo el traslado del personal por cuenta de cada empleador.

 "Tuvimos que aumentar en línea con la inflación, al principio nos parecía mucho pero los valores fueron convalidados. De todos modos, hay muchas promociones", finalizaron desde el sector. Hoy muchos hoteles para mantener cautivos a sus clientes buscan ofrecer promociones y descuentos especiales en determinados días de la semana. Así y todo, los números de facturación no parecen repuntar.

Temas relacionados