Más artículos

Una reveladora inspiración de Musk: quiere su propia ciudad en Texas y de ahí, a Marte

Una reveladora inspiración de Musk: quiere su propia ciudad en Texas y de ahí, a Marte
El nuevo proyecto del CEO de SpaceX absorbería la ciudad de Boca Chica, donde está Starship. También se refirió a su ambición de colonizar el planeta rojo
Por iProfesional
05.03.2021 19.07hs Actualidad

Elon Musk sigue sorprendiendo con sus proyectos. Ahora, el multimillonario dijo que está construyendo una nueva ciudad en Texas a la que llamará Starbase, y será en torno al sitio de lanzamiento de cohetes de su empresa SpaceX.

Él mismo lo dijo a través de su cuenta de Twitter, si bien lo hico con muy pocas palabras: ""Creando la ciudad de Starbase, Texas", publicó.

Luego se refirió a su proyecto para colonizar el planeta rojo, insinuando que Starbase sería solo el principio para ir más lejos. "De allí a Marte. Y de ahí las Estrellas", detalló el CEO de Tesla.

Las instalaciones de SpaceX en Texas están ubicadas en Boca Chica Village, una ciudad en el extremo sur del Estado, cerca de Brownsville.

La compañía estuvo desarrollando su cohete Starship y probando prototipos allí desde 2014. Musk aseguró que la ciudad de Starbase cubriría "un área mucho más grande" que la aldea.

Sin embargo, todavía no existe la ciudad de Starbase como tal. Las autoridades locales advirtieron que Musk necesitaría hacer una solicitud formal antes de que pudiera comenzar el proceso de incorporación.

En busca del planeta rojo

Cada día falta menos para que los humanos lleguen a Marte, según Elon Musk

El director ejecutivo de SpaceX y Tesla se refirió a las investigaciones de la NASA en Marte en el podcast de Joe Rogan y aseguró que cada vez falta menos para que los humanos lleguen al planeta rojo.

"Los vuelos para lograr tal objetivo se volverán cada vez más regulares", señaló Musk días después de que la NASA confirmara el exitoso aterrizaje del rover Perseverance en Marte y mencionó 2023 como una fecha tentativa para tal supuesto.

En el 2019, el millonario había manifestado que consideraba probable que la tierra sufra daños irreparables o catástrofes apocalípticas, por lo que los planes de colonización en Marte podrían ser una alternativa.

No obstante, la futurista nave espacial de SpaceX estalló minutos después de haber realizado una prueba de altitud y aterrizar sin inconvenientes este miércoles. La falla ocurrió pocos minutos después de que SpaceX declaró la prueba como un éxito.

Explota prototipo del Cohete SpaceX

Un prototipo del futuro cohete gigante Starship, de la sociedad SpaceX, logró aterrizar el miércoles en Texas, después que sus dos predecesores no lograran la proeza, pero minutos después de tocar tierra, el aparato explotó.

"¡Starship SN10 ha aterrizado de una sola pieza!", celebró el fundador de SpaceX, Elon Musk, en un mensaje en la red social Twitter.

"¡El equipo de SpaceX está haciendo un gran trabajo! ¡Un día, el éxito se medirá en que los vuelos de Starship se conviertan en algo banal!, dijo en un segundo tuit.

"Un magnífico aterrizaje", dijo un comentarista de SpaceX en el video que transmitió en vivo el vuelo de prueba.

Sin embargo, al pie de la nave se veían llamas que varios operarios intentaban extinguir. Pocos minutos después, una enorme explosión hizo que el cohete se elevara de nuevo por los aires y cayera al suelo, totalmente destrozado.

"Como el vuelo de prueba no había sido lo suficientemente excitante, SN10 sufrió un rápido e inesperado desmontaje tras haber aterrizado", bromeó SpaceX en su página web, sin dar explicaciones sobre las razones de la explosión.

¿Hacia la Luna?

El aparato es la opción de SpaceX, propiedad del magnate Elon Musk, para viajar a Marte.

El prototipo, identificado como SN10 (Serial Number 10), había despegado el miércoles a las 23H20 GMT desde Boca Chica, Texas, para su tercer vuelo de prueba suborbital.

El aparato se elevó, impulsado por tres motores, y luego viró para volar en posición horizontal. Llegó a alcanzar una altitud de 10 kilómetros antes de iniciar su descenso en forma vertical y logró posarse en el lugar indicado sin problemas visibles.

Otros dos prototipos, el SN8 y el SN9, se estrellaron al aterrizar en diciembre y a comienzos de febrero.

Los ensayos se realizan en un área casi desierta alquilada por SpaceX en el extremo sur de Texas, cerca de la frontera con México y a poca distancia del Golfo de México. La zona está despoblada y es lo suficientemente amplia como para no causar daños ni víctimas en caso de explosión.

Elon Musk junto a uno de sus proyectos.
Elon Musk junto a uno de sus proyectos.

Musk imagina que algún día podrá enviar varios cohetes a la conquista de Marte. Sin embargo, en un primer momento y si las naves son seguras y funcionan correctamente, servirían para vuelos más cortos, especialmente a la Luna.

En uno de esos aparatos volará a la Luna el multimillonario japonés Yusaku Maezawa, teóricamente en 2023. El precio del vuelo es confidencial.

Desde su cuenta de Twitter, Maezawa invitó el miércoles a ocho personas "del mundo entero" a acompañarlo. Los interesados deberán anotarse antes del 14 de marzo y una semana después se hará una primera selección.

El futuro cohete, que incluirá una nave tripulada, tendrá una altura de 120 metros y podrá cargar 100 toneladas a bordo.

Sin explicaciones

La empresa aún no ha informado cuál fue el motivo por el que explotó minutos después de haber regresado a la superficie. SpaceX ya lo había intentado en diciembre pasado con el prototipo SN8 que explotó en cuanto tocó el suelo.

A inicios de febrero, el SN9 tuvo el mismo destino: estallar justo en el aterrizaje. Esta es la tercera vez que el Starship, una versión mucho más compleja y con tres motores de sus cohetes comerciales, intenta completar un aterrizaje en pruebas, pero es la primera vez que el proceso se completa hasta el punto de descansar en vertical.

Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído