Más artículos

¿Qué es lo primero que ves? El test que revela rasgos ocultos de tu personalidad

¿Qué es lo primero que ves? El test que revela rasgos ocultos de tu personalidad
Esta prueba visual te dirá si eres soñador e idealista, si tienes empatía, si disfrutas a cada instante de la vida o si necesitas mantener el control
Por iProfesional
28.09.2020 08.01hs Actualidad

Por más que pueden ser muy simples, los test visuales y desafíos pueden ayudarte a descubrir rasgos ocultos de tu personalidad que no conocías. 

Nos ayudan a darnos cuenta de cómo funciona nuestra perspectiva, qué figuras o valores privilegiamos, y cómo puede diferir la mirada de los demás de la nuestra. 

Este test difundido por Bioguía es bastante eficiente para este objetivo. 

Lo único que tenés que hacer es mirar esta imagen desde lejos y concentrarte. ¿Qué fue lo primero que viste?

Una vez que hayas consolidado esa primera impresión de la imagen principal de esta nota, lee los resultados para conocer qué dice esto sobre tu personalidad

Resultados

¿Cómo es tu personalidad? ¿Sos soñador e idealista o necesitás tener el control?
¿Cómo es tu personalidad? ¿Sos soñador e idealista o necesitás tener el control?

Si lo primero que viste es el perfil de un rostro: eres una persona que se caracteriza por la empatía, es decir por "ponerse en los zapatos del otro". Incluso aunque no seas consciente de ello, todo el tiempo estás haciendo las cosas pensando en los demás.

Si lo primero que viste es un cerebro: en el fondo eres una persona insegura y necesitas tener control sobre las cosas y las personas a tu alrededor. Debes aprender a soltar más y confiar en que las cosas siempre suceden por algo. Intenta disfrutar más el momento y pensar menos en cómo deberían ser las cosas.

Si lo primero que viste fue un paisaje natural, con árboles, montañas, prados y aves: eres una persona que sabe valorar lo que tiene y lo disfruta a cada instante, además puedes ver las cosas desde una perspectiva amplia.

A veces puedes ser demasiado soñador e idealista, y eso puede llevarte a no darte cuenta a tiempo de que ciertas cosas tendrán un final poco feliz. Pero, por otra parte, tampoco te frustras demasiado cuando las cosas no salen como esperabas: eres optimista, y sabes que cuando se cierra una puerta se abre una ventana; además te encanta aprender cosas nuevas. 

Temas relacionados