Más artículos

Marcelo Bielsa: lecciones de un "Loco" para dirigir con valores

Marcelo Bielsa: lecciones de un "Loco" para dirigir con valores
Su filosofía sobre el futbol, la vida y los valores, colocan al técnico nacido en Rosario, como una figura con respecto al manejo de equipos y de personas
Por iProfesional
25.09.2020 12.52hs Actualidad

Una vez el periodista Juan Esteban Constantín escribió sobre Bielsa: "un jugador nunca es igual después de haber estado en un vestuario bajo la dirección de Marcelo Bielsa. No por la táctica, ni por la técnica, ni por la estrategia, eso es lo de menos, sino por la vida: por el milagro que es estar con un tipo que se hace siempre responsable del fracaso, siempre, y en cambio el triunfo se lo atribuye solo a sus jugadores y a su gente; a los demás, nunca a él".

No es casualidad que entrenadores que han alcanzado la cima en Europa, así como la proyección mundial de su estilo de dirigir, ubiquen al argentino como un referente a seguir. Para Jürgen Klopp, técnico del Liverpool, Bielsa "es una inspiración para todos los entrenadores" porque "tiene una idea, se apega a ella, no la suelta y acaba teniendo éxito. Eso le hace un personaje muy interesante en este negocio".

Y precisamente el estratega argentino tiene el apodo de ‘Loco’ no por un desequilibrio mental, sino por su estilo poco ortodoxo y sus valores innegociables en un mundo súper competido como es el del futbol.

Pep Guardiola, otro consagrado por el liderazgo que ejerce en el vestidor de sus equipos y en la cancha, se ha expresado de manera similar desde que coincidieron en la liga española; el primero como timonel del FC Barcelona y el segundo al mando del Athletic Club de Bilbao.

 "Mi admiración por Marcelo Bielsa es enorme porque hace que sus jugadores sean mucho mejores. No he conocido a uno que haya estado con Bielsa que no me hable bien sobre él". Guardiola va más allá al señalar que "no cuenta cuántos títulos ganó en su carrera. Eso es menos importante respecto a cuánto influye sobre el futbol y en sus jugadores, por eso para mí es el mejor entrenador del mundo".

El DT rosarino dejó buenos recuerdos en cada lugar que dirigió
El DT rosarino dejó buenos recuerdos en cada lugar que dirigió

Precisamente, en el muy reciente ascenso del Leeds United a la Premier League bajo la batuta de Bielsa, abre la oportunidad para adentrarnos en su estilo de dirección, cuyas características pueden adaptarse a organizaciones empresariales como parte de las acciones que ayudan a mantener un clima laboral de confianza. Analicemos algunas de ellas: 

Solidaridad de equipo

Este valor, tan importante en las organizaciones y los equipos de trabajo en situaciones normales, cobra aún mayor relevancia en circunstancias límite que nos obligan a adaptarnos rápidamente a nuevas condicionantes, como pueden ser contingencias sanitarias y crisis económicas.

La labor del líder para gestionar a las personas y mantener un buen clima de trabajo es primordial para conseguir objetivos. "En lo que sí soy inflexible es en la entrega, porque sólo depende de ellos. Para lo genial, hace falta que Dios los ilumine, para el despliegue y la solidaridad grupales, sólo es necesario quererlo", reflexionó Bielsa en una de sus reflexiones sobre el trabajo colectivo.

Comunicación y retroalimentación

Ambas son parte fundamental para mantener las conexiones sociales y un clima laboral óptimo. Nos hablan de la confianza que fluye entre el líder y su equipo, ya sea en las modalidades de trabajo presencial o a distancia.

Para organizaciones como Great Place to Work, la persona que encabeza un equipo debe permanecer abierta, cercana, dispuesta a repetir instrucciones y a dar seguimiento a cada caso. Lo anterior, añado, no debe implicar molestia o una llamada de atención pública ante posibles errores. "Yo hace mucho sé que la verdad debe ser dicha cuando uno tiene un rol de conductor si el efecto de decirlo mejora al colectivo, no si mejora a quien lo dice", expresa al respecto el exentrenador de la Selección Argentina de futbol.

 "¿Qué grupo sólido se puede construir si los futbolistas, argumentando que tienen 200 pulsaciones, rechazan en un estadio las decisiones del entrenador, o el entrenador pone en evidencia que el jugador se equivocó?"

Los jugadores y colegas le reconocen su liderazgo y defensa de sus convicciones
Los jugadores y colegas le reconocen su liderazgo y defensa de sus convicciones

Orden y estrategia

Hablamos de pilares que, cuando están ausentes, la casualidad toma un papel que no le corresponde.

Si bien las organizaciones y los equipos se enfrentan hoy en día a condiciones cambiantes que requieren soluciones casi inmediatas, las personas que lideran deben tener claras sus zonas de influencia y control real para centrar en éstas su capacidad y recursos. Hacerlo bajo un esquema de orden ayudará a fortalecer el clima laboral y facilitará alcanzar las metas planteadas.

"Si tuviera que elegir, diría que me siento más cómodo con el orden que con la espontaneidad. Hay entrenadores que propician un clima creativo dentro del equipo. No es que yo no valore eso, pero hay situaciones que son antagónicas y un técnico no puede estimular simultáneamente las dos cosas", comentó Marcelo Bielsa en una conferencia de prensa.

Empatía

Actualmente, quienes integramos grupos de trabajo enfrentamos nuevas exigencias en condiciones de aislamiento y alta presión. En este contexto, ser empáticos y construir comunidad da un sentido de pertenencia muy importante, que facilita al líder del equipo mantener el ánimo de su equipo, la productividad y concluir proyectos exitosamente.

Durante una charla brindada a empresarios chilenos allá en 2010, cuando dirigía a la Selección de Chile llevándola al Mundial después de 12 años de ausencia, Marcelo Bielsa comentó: "Uno debe querer a quien conduce. Por eso hay que incluir al que no protagoniza y entender que los rebeldes no nos desafían, sino que simplemente están informándonos. Lo que no podemos permitir es que (los jugadores) dejen de luchar…. Si luchan por el objetivo de todos, merecen estar."

Honestidad

"La personalidad, el carácter de una organización, se conforma por la cultura que la define; es decir, por los verdaderos valores que se detectan a partir de las acciones concretas de cada persona en la organización y de sus líderes. Bien entendidos, los valores son esenciales en la estrategia de la organización", señala Dafne Navarro, de Great Place to Work México.

En situaciones de incertidumbre como la que enfrentamos, las organizaciones deben poner en práctica sus valores, lo que afianzará el clima de confianza.

Al respecto, la filosofía de Bielsa es clara y casi obsesiva: "Mi tarea no sólo es dirigir, sino que también difundir valores, algo que es mucho más importante. Esa idea para mí es central".

Durante un encuentro del Leeds, en la que la victoria le daba el boleto a la primera división inglesa, uno de los jugadores del Aston Villa cayó a causa de una lesión, por lo que sus compañeros desatendieron el juego para verificar su estado de salud, lo que fue aprovechado por integrantes del equipo de Bielsa para marcar un gol que los puso en ventaja. Para compensar esta acción, el director técnico dio la instrucción a su equipo para que se dejaran empatar en la próxima jugada. El 1 a 1 impidió que el Leeds tuviera la oportunidad de subir directamente a la Premier Legue.

Sin obviar el respeto que los jugadores le tienen, la acción de Bielsa demuestra el valor que éste le da a la ética por encima del resultado y, ante las críticas, manifestó: "No le regalamos un gol. Se lo devolvimos".

Reconocimiento

En un mundo tan competido en el que alcanzar el éxito a toda costa o hacerlo por los cauces irregulares parece un valor digno de apreciarse, Marcelo Bielsa irrumpe con otra reflexión: "Si usted no premia un proceso que obtuvo menos de lo que consiguió, no hay mucho riesgo. Pero si premia un proceso que lo que consiguió lo hizo de manera inmerecida, entonces sí hay mucho riesgo".

Sin importar la etiqueta de "fracaso" que muchas veces se le ha querido adherir, Bielsa, "El Loco", seguirá dando lecciones de liderazgo dentro y fuera de la chancha, por lo menos en lo que resta de la presente temporada en la Premier League.